17 junio, 2015

Georgia

Un tigre que se escapó del zoológico de Tiflis por las severas inundaciones en la capital de Georgia mató a un hombre este miércoles, antes de ser sacrificado por la policía un día después de que las autoridades informaran que todos los tigres del zoológico habían muerto.

El director del zoológico, Zurab Gurielidze, reconoció la culpabilidad por dar a conocer información falsa y dijo que los nuevos recuentos indican que aún podrían estar en la zona un cachorro de tigre y una hiena. La ciudad ha permanecido en alerta, luego de que se ha reportado el avistamiento de varios animales sueltos.

El Ministerio del Interior de la antigua república soviética informó que el felino estaba escondido en una fábrica abandonada que se utiliza como mercado de construcción, cuando atacó al hombre, quien murió en el hospital debido a las heridas.

"Entramos al depósito y de pronto un tigre blanco se abalanzó a una habitación contigua y atacó a uno de los trabajadores, saltando hacia su garganta y mutilándolo" , dijo el testigo Alexander Shavbulashvili a AP. "Rompimos la ventana de otra habitación y huimos, el sonido de los cristales rompiéndose debió asustarlo y corrió".

Comandos de la policía llegaron de inmediato al lugar y mataron al tigre.

"Era un tigre blanco", dijo el ministro del Interior Vakhtang Gomelauri a la AP. "Quisimos sedarlo, pero era muy agresivo y tuvimos que liquidarlo".

La portavoz del zoológico Khatia Basilashvili por el momento no pudo dar más detalles sobre el tigre. La administración del zoológico había dicho el martes que ocho leones, los siete tigres del zoológico y al menos dos de sus tres jaguares y 12 de sus 14 osos habían muerto durante las inundaciones.

El premier de Georgia, Irakli Garibashvili criticó a las autoridades del zoo por dar información falsa y ordenó al ministro del interior a que supervise personalmente el conteo de animales muertos y los que permanecen desaparecidos.

"Quiero ofrecer mis disculpas a la población", señaló. Información actualizada a las 4:23 p. m.