17 julio

Lima

Un sismo de 6,3 grados de magnitud sacudió la noche del lunes el sur del Perú, causando alarma en la población, sin reportes inmediatos de daños personales ni materiales, aunque autoridades informaron del deslizamiento de piedras en algunas vías.

Según el Instituto Geofísico del Perú (IGP), el epicentro se registró 44 kilómetros al suroeste del distrito costero de Atico, en la provincia de Caravelí, en la región Arequipa, y tuvo una profundidad de 28 kilómetros.

El fuerte movimiento afectó en su mayoría la región peruana de Arequipa.
El fuerte movimiento afectó en su mayoría la región peruana de Arequipa.

En tanto, el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) dio cuenta de un sismo de 6,4 grados 221 kilómetros al oeste de Arequipa.

"Debido al sismo, nos reportan desprendimiento de rocas en varias vías de la región. Estamos monitoreando y coordinando traslado de maquinaria" para retirarlas, informó en Twitter la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio.

La Marina de Guerra del Perú descartó que el movimiento genere alerta de tsunami. El sismo alarmó a la ciudadanía, según detallaron las autoridades locales.

"El temblor ha sido muy fuerte aquí en Caravelí, sobre todo en la provincia de Atico, donde fue el epicentro (...) Ha generado temor en la población, que ha salido a las calles", dijo a radio RPP el alcalde de Caravelí Santiago Neyra.

Explicó que personal de su municipio recorre la ciudad para verificar posibles daños tras el sismo. Usuarios de redes sociales reportaron que el movimiento fue percibido en las regiones sureñas de Moquegua y Tacna, frontera con Chile.

Perú se encuentra en el llamado cinturón de fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica. Desde que se inició el año hasta el 9 de julio, se han registrado 169 sismos en el país, según el IGP.

El último terremoto de gran magnitud que causó daños en el país fue el 15 de agosto de 2007, de 7,9 grados, con epicentro en las costa central, 40 kilómetros al oeste de Pisco, con saldo de 595 muertos.

En Rusia también. Horas antes, otro terremoto de magnitud 7,7 sacudió la costa este de Rusia, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), lo que llevó a las autoridades a activar una alerta de tsunami en partes del Pacífico.

Pero el Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico levantó ese pronóstico minutos después, diciendo que no esperaba "un tsunami destructivo en todo el Pacífico" y agregó que no había amenaza para Hawái.

"Fluctuaciones menores del nivel del mar pueden ocurrir en algunas áreas costeras cercanas al terremoto en las próximas horas", dijo el centro.

Inicialmente, había pronosticado que las olas no superarían los 0,3 metros sobre el nivel normal del área entre Rusia y el archipiélago estadounidense de Hawái.

Etiquetado como: