24 septiembre, 2013

Brasilia

Telefónica, que opera en Brasil bajo la marca Vivo, no podrá controlar otra empresa de telefonía celular en el país, dijo el Gobierno, tras la operación que aumenta la participación de la española en la italiana Telco, que a su vez controla a otra firma brasileña.

La española Telefónica aumentó a 66% su participación en el holding Telco, primer accionista de Telecom Italia, que controla la operadora TIM en Brasil.

"Una empresa no puede controlar a otra, no pueden tener esa concentración. Sería más del 50% del mercado (de telefonía celular) en manos de un grupo y un competidor menos en el mercado", dijo el martes el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, citado por la prensa brasileña.

Vivo y TIM lideran el mercado de telefonía celular de Brasil con 55,84% (28,67% y 27,17% respectivamente), según datos de la consultora Teleco. Claro, de la mexicana America Movil, es tercera con 25,01% y Oi cuarta con 18,7%.

La empresa Telefónica deberá echar atrás sus intenciones de manejar más de una operadora de telefonía celular en Brasil.
La empresa Telefónica deberá echar atrás sus intenciones de manejar más de una operadora de telefonía celular en Brasil.

En un primer momento, Telefónica ampliará su capital en Telco mediante la inyección de 324 millones de euros en metálico. Sin embargo, Telefónica solo contará con el 46,2% de los derechos de voto.

Y en una segunda fase, suscribirá un segundo aumento de capital de 117 millones de euros, también sin derechos de voto, y elevará su capital en el holding al 70%.

El negocio aún no fue comunicado a la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y al Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade), indicó el ministro.

"La operación va a ser analizada cuando sea oficializada. Vamos a ver si sigue la ley brasileña", indicó.

Si pasa a controlar a la italiana, Telefónica tendría entonces que vender una de sus dos operadoras en Brasil.

"La ley prevé un año para que continúe funcionando", explicó.