29 mayo

El juicio por homicidio contra las únicas dos detenidas por el asesinato del medio hermano del gobernante norcoreano Kim Yong-un fue transferido el martes a otro tribunal en Malasia por falta de competencia de una corte inferior para ver el caso.

Guardias armados escoltaron a las acusadas, la vietnamita Doan Thi Huong y la Indonesia Siti Aisyah, cuando éstas llegaron para su comparecencia matutina en Kuala Lumpur.

Ambas sonrieron a los representantes de sus respectivas embajadas cuando las llevaban a un muelle y tenían puesta la misma ropa que en las comparecencias anteriores.

Las mujeres están acusadas de haber untado el agente neurotóxico VX en el rostro de Kim Jong Nam,quien murió horas después.
Las mujeres están acusadas de haber untado el agente neurotóxico VX en el rostro de Kim Jong Nam,quien murió horas después.

El caso fue transferido formalmente al Tribunal Superior porque una corte inferior no tenía jurisdicción en este caso de homicidio.

El fiscal Iskandar Ahmad dijo que la fecha para la primera comparecencia de ambas en el Tribunal Superior podría ser dentro de un mes, como ocurre en estas situaciones casos de manera habitual.

Las acusadas podrían entonces solicitar un acuerdo con la fiscalía para recibir condenas menores y el juicio comenzaría 90 días después, según Iskandar.

Las mujeres están acusadas de haber untado el agente neurotóxico VX en el rostro de Kim Jong Nam en el aeropuerto de Kuala Lumpur el 13 de febrero. El medio hermano del gobernante norcoreano murió poco después.

Las mujeres han dicho que las engañaron al hacerlas pensar que estaban realizando una broma inocua para un programa de cámara escondida.

Yusron Ambary, abogado de la embajada indonesia, dijo que Siti escribió hace poco una carta a sus padres en la que les pide que no se preocupen por ella.

"Estoy bien de salud. Sólo oren. No piensen demasiado en mí. Cuiden su salud y oren en la noche. Muchas personas me están ayudando. Los funcionarios de la embajada siempre vienen a verme, mis abogados también. No se preocupen. Recen por mí para que el caso termine pronto y pueda regresar a casa. Transmitan mi amor a mi hijo Rio" , dijo Siti en su carta leída por el abogado afuera del juzgado.

La policía asegura que cuatro sospechosos norcoreanos huyeron de Malasia el día del ataque contra el medio hermano del gobernante de Corea del Norte.

Los abogados defensores manifestaron antes sus preocupaciones de que las mujeres sean utilizadas como chivos expiatorios porque los otros implicados ya se marcharon del país.