23 abril, 2014

Washington. AFP. Estados Unidos sospecha que Siria utiliza un producto químico industrial en sus ataques, pese a haber destruido el 80% de su arsenal químico en virtud de un acuerdo internacional que le permitió evitar una intervención militar estadounidense.

Washington y París aseguran tener elementos sobre el uso de productos químicos tóxicos en Kafarzita, un bastión rebelde de la provincia de Hama.

Tanto militantes opositores como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) acusaron el 12 de abril al Ejército de llevar a cabo bombardeos con barriles explosivos que causaron sofocos y envenenamiento a los residentes.

Por su lado, la televisión oficial siria acusó al Frente Al-Nosra de haber atacar con cloro tóxico.

“Tenemos indicaciones sobre la utilización de un producto químico tóxico, probablemente cloro, en la localidad de Kafarzita, controlada por la oposición”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

El domingo, el presidente francés, François Hollande, indicó que su gobierno tenía “algunos elementos”, pero no pruebas sobre el uso de armas químicas en Siria.

Personal de la OPAQ tomó muestras de arena, en la ciudad de Ain Terma, en agosto del 2013, para indagar sobre el uso de armas químicas. | AP
Personal de la OPAQ tomó muestras de arena, en la ciudad de Ain Terma, en agosto del 2013, para indagar sobre el uso de armas químicas. | AP

Estas acusaciones se producen cuando Siria se ha comprometido a destruir su arsenal de armas químicas antes del 30 de junio. Hasta ahora, Damasco ha evacuado o destruido cerca del 80% de su arsenal químico, según la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) .

En el plano de política interna, el régimen sirio fijó para el 3 de junio la elección presidencial, considerada como una “farsa” por la oposición y que conducirá sin duda a la reelección de al-Asad.

Londres considera que el resultado de estos comicios no tendrá “ningún valor ni credibilidad” y Estados Unidos denunció una “parodia de democracia”.