El secretario de Estado estadounidense John Kerry habló de "avances" tras sus conversaciones en Jerusalén y Ramala y luego regresó a El Cairo para seguir impulsando los esfuerzos para alcanzar una tregua.

 24 julio, 2014
Un tanque israelí dispara un obús de 155mm hacia blancos en la frnja de Gaza desde su posición, cerca de la frontera con el territorio palestino.
Un tanque israelí dispara un obús de 155mm hacia blancos en la frnja de Gaza desde su posición, cerca de la frontera con el territorio palestino.

La ofensiva israelí en Gaza, en la que han muerto más de 700 palestinos y 34 israelíes en 17 días, seguía este jueves pese a que Estados Unidos anunció "avances" para alcanzar una tregua entre Hamas e Israel.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry habló de "avances" tras sus conversaciones en Jerusalén y Ramala y luego regresó a El Cairo para seguir impulsando los esfuerzos para alcanzar una tregua.

Poco después, la Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos decidió levantar la suspensión de vuelos a Israel que había decretado el martes después de que un cohete lanzado desde Gaza cayera cerca del aeropuerto internacional de Tel-Aviv.

La medida, también tomada por las autoridades de la aviación civil europea, fue recibida por el Hamas como "una gran victoria".

Pese a levantar la prohibición, la autoridad estadounidense dijo que la situación seguía siendo "extremadamente variable". No hay información inmediata sobre si las compañías europeas seguirán su ejemplo.

El líder del movimiento islamista palestino en el exilio, Jaled Mechaal, condicionó el alto el fuego al levantamiento del bloqueo que Israel impone a Gaza desde hace ocho años.

"No aceptaremos ninguna iniciativa que no levante el bloqueo contra nuestro pueblo y que no respete su sacrificio", dijo.

A pesar de la intransigencia de Hamas, ningún cohete fue lanzado desde la Franja de Gaza a territorio israelí durante siete horas la noche del miércoles al jueves, según el ejército israelí.

Pero la ofensiva contra Gaza continuaba, dejando más de 30 muertos este jueves, la mayoría en el sur de la Franja, lo que lleva a más de 730 el balance total de víctimas del lado palestino. Más del 80% de las víctimas son civiles, según grupos de derechos humanos.

La coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, expresó este jueves su preocupación por la situación de los civiles en Gaza, que no tienen donde refugiarse de los ataques aéreos de Israel y describió una situación en la que "personas hacinadas en un pedazo de tierra casi no se pueden mover".

Etiquetado como: