Fiscalía congeló cuentas de empresa y de su dueño, a quien atribuye corrupción

 6 agosto, 2013

“El día de hoy se escribe un capítulo negro en la historia de la libertad de prensa y de la información en Venezuela. Con mucho pesar tengo que informar (...) el cese de todas las operaciones del grupo 6to Poder (...) debido a que la situación económica del grupo ha sido bastante compleja”, dijo Rodríguez.

El 30 de julio, García fue arrestado acusado de corrupción y enriquecimiento ilícito, denuncia que, sostuvo, es parte de una persecución impulsada por el Gobierno.

La Fiscalía informó de que García no ha podido “justificar los altos montos de dinero (moneda nacional y dólares) que mantiene en las cuentas en el país y el extranjero”, por lo que será investigado.

Periodistas del semanario 6to Poder lucían apesadumbrados ayer tras conocer la decisión. | EFE.
Periodistas del semanario 6to Poder lucían apesadumbrados ayer tras conocer la decisión. | EFE.

En la mira. En 2011, García estuvo preso casi tres meses acusado de injuria por publicar un fotomontaje considerado ofensivo por el gobierno de Hugo Chávez, pero obtuvo libertad condicional después de una huelga de hambre de dos meses.

Tras la detención de García y luego de que se conoció que al diario El Nacional también se le habrían congelado cuentas, la Sociedad Interamericana de Prensa las describió como “abruptas medidas económicas contra periodistas”.

El Grupo 6to Poder está conformado por el semanario 6to Poder , el diario económico El Comercio , la página web 6to Poder , la revista Usex , la encuestadora 6to Poder Datos y 6to Poder radio.

García fue imputado el pasado 2 de agosto por el Ministerio Público, que ordenó su ingreso en prisión por un presunto delito de lavado de dinero. La Fiscalía ordenó la congelación de las cuentas bancarias del Grupo 6to Poder y de García, “tras no poder justificar los altos montos de dinero que maneja en sus cuentas, los cuales no declaró al Servicio Nacional de Administración Aduanera y Tributaria”.

El gobierno chavista ha escenificado tensos episodios con la prensa identificada con la oposición.

La cadena RCTV , que apoyó abiertamente una intentona golpista en el 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez, dejó de transmitir en el 2007 luego de que se venciera su concesión y el gobierno decidiera no renovar el permiso.

En mayo, el canal Globovisión, que se ve en señal abierta en Caracas y sus alrededores, fue vendido a un grupo de empresarios del sector de seguros y, tras años de confrontar con el gobierno de Chávez, anunció un cambio en su línea editorial hacia el “centro”. Pero el sábado el presidente Nicolás Maduro acusó a Globovisión de “conspirar” contra el país por el manejo informativo del caso de un diputado opositor acusado de corrupción.

Etiquetado como: