21 diciembre, 2015
Se trata de uno de los atentados más sangrientos contra la OTAN producidos este año en Afganistán.
Se trata de uno de los atentados más sangrientos contra la OTAN producidos este año en Afganistán.

Kabul

Los talibanes se adjudicaron un atentado suicida que mató a seis soldados estadounidenses de la OTAN, cerca de la ciudad de Kabul, Afganistán.

El atentado se produjo cerca de la base de Bagram, al norte de Kabul, cuando un kamikaze a bordo de una moto se hizo estallar al paso de la patrulla, precisó Mohamad Asem, gobernador de la provincia de Parwan.

Se trata de uno de los atentados más sangrientos contra la OTAN producidos este año en Afganistán.

"Seis miembros de la misión murieron en un ataque con vehículo bomba cerca de la base aérea de Bagram", indicó un portavoz de la OTAN.

Los talibanes reivindicaron el ataque de este lunes y afirmaron que habían matado a "19 soldados estadounidenses".

Desde que ya no tienen el apoyo de las tropas extranjeras, los 350.000 soldados y policías afganos sufren incesantes ataques y hostigamientos, no solamente en los feudos tradicionales de los talibanes (sur y este del país) sino también en el norte.

Prueba de ellos fue la toma de control por los talibanes de la gran ciudad de Kunduz, al norte del país, a fines de septiembre, que a pesar de ser efímera (duró tres días) supuso una verdadera humillación para las fuerzas de seguridad afganas.

Un año después del final de la misión de combate de la OTAN en Afganistán, los talibanes intensifican su insurrección multiplicando los ataques contra sus objetivos preferidos: las tropas de la OTAN aún presentes en el país y las fuerzas de seguridad afganas.