Por: Ximena Alfaro 8 mayo, 2016
GABRIELA TÉLLEZ
GABRIELA TÉLLEZ

Para el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) , Ernesto Samper Pizano, el diálogo es la mejor apuesta que puede hacer Venezuela ante la crisis política que la embarga .

Considera que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, cuenta con las habilidades necesarias para liderar las conversaciones entre el Gobierno y la oposición, con mayoría en la Asamblea Nacional.

Samper, quien también fue mandatario de Colombia entre 1994 y 1998, brindó una entrevista a este diario el miércoles durante su visita de un día al país.

¿Cuál es la evaluación que hace de la situación política en Venezuela?

Podríamos decir que hay un antes y un después de las elecciones legislativas de Venezuela. Me parece que a raíz de estos comicios los resultados de alguna manera contribuyeron a empoderar a la oposición y se abrió la posibilidad en Venezuela de un camino institucional que es el que estamos explorando.

¿De qué forma puede  contribuir Unasur en momentos en que ese país vive una marcadísima polarización política?

Nosotros hemos estado trabajando para que la oposición y el Gobierno se vuelvan a encontrar en un diálogo que inicialmente tendría que ver con que, de alguna manera, se llevó a la detención a las personas que hoy se encuentran presas judicialmente, pero también que arrojaron un número de víctimas importante que requieren también ser reconocidas y visibilizadas en su duelo.

¿Considera que Venezuela es una democracia?

Por supuesto, una democracia con problemas. Como todas las democracias tiene problemas relacionados con la situación social y la crisis económica que está, de alguna manera, comprometiendo la gobernabilidad política.

¿Cree que hay independencia de poderes?

Pienso que hay separación de poderes, que es la esencia de la democracia. Aunque soy consciente de que hay que hacer un esfuerzo por una mayor convivencia de esos poderes ,y eso es lo que estamos tratando de lograr. Ya, por lo menos, hay una expresión de algunos sectores de buscar un diálogo desde la Asamblea. El Gobierno también ha manifestado a través del vicepresidente legislativo que tiene esta intención. Yo espero que esos esfuerzos se fructifiquen rápidamente y también Unasur está trabajando en una propuesta de carácter económico para ver si encontramos una salida a la crisis que es la que está, de alguna manera, comprometiendo la estabilidad política del país.

¿Qué salida ve usted al conflicto en Venezuela entre un gobierno impopular y un parlamento de oposición que no puede tomar decisiones?

No veo ninguna distinta a un diálogo institucional entre ellos; este es un tema que no nos corresponde a quienes actuamos por fuera de la región. Creo que el hecho que los venezolanos han expresado mayoritariamente su voluntad política en las últimas elecciones debe llevar tanto a la oposición como al Gobierno a hacer un acto de reflexión en función de establecer el equilibrio institucional que de todas maneras permitirá que se fortalezca la democracia.

¿Sigue creyendo que Nicolás Maduro es “un hombre de diálogo” como ya ha dicho antes?

Yo conocí al presidente Maduro cuando era canciller , gran dialogador del gobierno de Hugo Chávez, y estoy seguro que estas condiciones de diálogo las puede utilizar en favor de superar las dificultades que vive Venezuela.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta Unasur actualmente?

Preservar la gobernabilidad democrática frente a amenazas de algunos poderes fácticos que están de alguna manera creando situaciones de inestabilidad muy complicadas y muy parecidas a un golpe militar de hace 50 años, y seguir buscando lo que hemos buscado siempre: la paz, la democracia y los derechos humanos.