1 mayo, 2014

Managua y Santiago. AP y AFP. El canciller ruso, Serguéi Lavrov, dijo que su visita a varios países de América Latina tiene como fin “sincronizar el reloj” de las alianzas frente a la situación complicada del mundo y particularmente en lo relacionado con las sanciones occidentales a Moscú por la crisis en Ucrania.

Tal manifestacíón la hizo el martes en Managua antes de reunirse con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Lavrov expresó que las posturas de su país apuntan a buscar la solución a los problemas como los de Ucrania y de Crimea por la vía diplomática, sin exclusiones de ningún tipo, pero, ante todo, sobre la base del derecho internacional.

“Hoy se entiende que el mundo unilateral es cosa del pasado, que ahora es el momento de un orden mundial policéntrico. Rusia aboga porque América Latina sea una de las bases sólidas de este orden mundial”, añadió el canciller.

En ese sentido, agradeció a sus aliados de la región la contribución para establecer la cooperación entre Rusia y América Latina, a la vez que buscan fortalecer las instituciones de integración como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Por su parte, Ortega destacó que la relación de su país con Rusia es histórica en los sectores alimentario, la lucha contra el narcotráfico, salud, militar, social y diplomático, y aseguró que su postura es la de apoyar cualquier iniciativa del presidente Vladimir Putin para superar la situación de Ucrania.

El miércoles, en su siguiente escala en Santiago, Chile, Lavrov previno que Rusia estudiará tomar medidas si continúan las sanciones occidentales contra su país por la crisis en Ucrania.

“No vamos a hacer cosas estúpidas rápidamente, queremos dar la oportunidad a nuestros socios de calmarse”, indicó en rueda de prensa tras reunirse con el canciller de Chile, Haroldo Muñoz.

“Sin embargo, si sus acciones van a continuar (...), en este caso estudiaríamos la situación”, manifestó Lavrov en ruso, según la traducción simultánea.

“A Estados Unidos no les interesa tanto la crisis en Ucrania, sino que quieren probar que las cosas deben funcionar como ellos dicen”, sostuvo el ministro.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) anunciaron sanciones a empresas, personalidades políticas y militares rusas, así como a jefes separatistas de Ucrania, ante una escalada de tensión diplomática inédita desde la Guerra Fría.

El ministro de Relaciones Exteriores fue recibido el miércoles en la mañana por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en el palacio de la Moneda, y mantuvo una reunión con el canciller Muñoz.