23 julio, 2013

Río de Janeiro.

Rio de Janeiro se quedó sin metro el martes por más de dos horas debido a un problema eléctrico poco antes de la multitudinaria misa de apertura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en la playa de Copacabana, informó una portavoz de Metro Rio a la AFP.

"La línea 1 y la 2 están paradas por un problema de energía en las vías" que comenzó a las 4:30 p. m. hora local, señaló una portavoz.

Debido al problema eléctrico "hubo que hacer evacuaciones" de personas en los trenes entre estaciones, señaló.

Miles esperaban hoy en Río de Janeiro la apertura de la Jornada Mundial de la Juventud.
Miles esperaban hoy en Río de Janeiro la apertura de la Jornada Mundial de la Juventud.

Poco más de dos horas después del inicio de la avería, el metro informó en su cuenta twitter que había conseguido normalizar el sistema, y que procedería a la reapertura de las estaciones.

El metro es uno de los principales medios de acceso al lugar de la misa de apertura de la Jornada Mundial de la Juventud.

El papa Francisco llegó el lunes a Rio y a partir del jueves presidirá los principales eventos de la JMJ, que moviliza a 1,5 millones de personas en la turística ciudad.

Tras el cierre del metro , el centro de la ciudad era un caos de tránsito. Decenas de peregrinos intentaban encontrar un taxi o autobús para llegar a Copacabana, pero todos estaban llenos, constató la AFP.

"Nos iremos a patica (a pie). No nos queda otra", dijo a la AFP el venezolano Henry Lobo, de 29 años. La caminata lleva cerca de una hora y media.

Un grupo de pasajeros furiosos intentó invadir una estación de metro, Botafogo, pero la policía lo impidió, informó la radio CBN en el lugar.

En las entradas del metro de Cinelandia, peregrinos con banderas de sus países y cariocas tratando de volver del trabajo a sus casas exigían explicaciones a los funcionarios de la estación.