Congreso da luz verde a una reforma a la Constitución Política

 2 junio, 2015
Danilo Medina quiere otro período en la presidencia. | ARCHIVO
Danilo Medina quiere otro período en la presidencia. | ARCHIVO

Santo Domingo

La Cámara de Diputados de República Dominicana aprobó el martes la reelección consecutiva y derogó la reelección no consecutiva; es decir que el actual presidente Danilo Medina podrá optar por un segundo y último mandato si se presenta en los comicios de 2016.

En dos lecturas consecutivas, el proyecto de ley que convoca a la asamblea revisora para reformar el artículo 124 de la Constitución y reintroducir la reelección presidencial consecutiva, propuesto por el oficialista Partido de la Liberación Dominicano (PLD) , contó con el voto favorable de 148 diputados, mientras que 38 votaron en contra.

La ley no es retroactiva, con lo cual el expresidente Leonel Fernández podrá buscar un segundo mandato si decide presentarse de nuevo en las elecciones, pero solo por una vez.

La reelección ya la había aprobado el Senado, el 28 de mayo, que envió el proyecto a consideración de los diputados.

Posiciones sobre la reelección. A favor del proyecto votaron los diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), hasta hace poco el principal de la oposición, tras arribar a un acuerdo con el PLD.

Sin embargo, fue rechazado ampliamente por los del también Partido Revolucionario Moderno (PRM) , surgido el año pasado tras la última crisis del PRD después de las elecciones de mayo del 2012.

La ley no puede ser objetada por Medina y en un plazo de 15 días la Asamblea Nacional deberá reunirse para conocerla.

Previo a la votación del martes, los diputados rechazaron una propuesta del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC, minoritario) , quien propuso que se modifique el proyecto para que, entre otros asuntos, el sistema presidencial dominicano no se pueda modificar hasta el 2065.

El PRSC, sin embargo, votó a favor del proyecto que persigue la reelección de Medina.

Asimismo, la Cámara de Diputados votó en contra de la propuesta del también minoritario Fuerza Nacional Progresista (FNP) , que favoreció la convocatoria de un referendo para que los electores decidan sobre la eventual reelección de Medina.

El tema de la reelección, sin referendo, llevó el domingo a la FNP a romper la alianza que por 22 años mantuvo con el PLD. Su único representante en la Cámara Baja, Vinicio Castillo Semán, adelantó que en las próximas horas presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional para que declare nula la ley.

La aprobación del proyecto estuvo precedida de debates, acusaciones e, incluso, el diputado oficialista Víctor Sánchez anunció su renuncia del PLD en desacuerdo con el proyecto reeleccionista, que ocasionó recientemente una crisis en el oficialismo.

El portavoz de los diputados del PRM, Nelson Arroyo, acusó al ministro de Economía, Temistoclés Montás; y al de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, de " acosar " a diputados opositores para que voten a favor de la reforma constitucional.

El diputado acusó, además, al director ejecutivo del Departamento Aeroportuario, Marino Collante, de supuestamente " convocar " a su oficina a la legisladores opositores para " hacerle propuestas " a cambio de que aprobaran la iniciativa.

Durante su intervención en la sesión, el diputado argumentó que, contrario a la posición del Gobierno y del PLD, la reelección " no surge de la voluntad del pueblo" .

Arroyo dijo que es "imprudente "que a menos de un año de las elecciones presidenciales se reforme la Constitución.

La iniciativa de modificar la Constitución para permitir que Medina se pueda presentar a las elecciones de mayo de 2016, fue aprobada el pasado 19 de abril por la mayoría del comité político del PLD.

El máximo órgano del PLD justificó su decisión en los altos niveles de popularidad que exhibe el gobernante.

Dicha decisión, que contó con el voto en contra del expresidente del país y presidente del PLD, Leonel Fernández, provocó una crisis a lo interno del partido oficial.

Sin embargo, el secretario general del partido, Reinaldo Pared Pérez, anunció el pasado viernes los términos de un acuerdo "histórico" que supone el fin de la crisis.

El acuerdo determina el compromiso de Fernández de apoyar las aspiraciones de Medina de seguir al frente del Gobierno, a lo que se había opuesto resueltamente junto a los legisladores oficialistas que le respaldan.