19 noviembre, 2014

Tokio. AFP. El primer ministro japonés, Shinzo Abe , informó a su partido ayer de que convocará elecciones anticipadas y postergará un aumento del IVA, un día después del anuncio de que su país vuelve a estar en recesión.

Poco menos de dos años después de volver al poder y prometer fortalecer la debilitada economía, Abe se presentará al escrutinio de los votantes (probablemente a mediados del mes próximo) mientras afirma que es necesario hacer más esfuerzos en materia económica .

“El primer ministro Abe expresó su intención durante una reunión extraordinaria de la junta directiva de su Partido Liberal Demócrata de disolver la Cámara de Representantes”, indicó la agencia Jiji Press.

“Disolveré la Cámara Baja el 21 (de noviembre)”, dijo Abe en una conferencia de prensa.

El primer ministro no parece tener otra opción: las estadísticas de crecimiento publicadas el lunes son catastróficas. El producto interior bruto (PIB) de Japón se contrajo en el tercer trimestre un 0,4% y ya había caído 1,9% en el segundo.

Abe también manifestó que reflexionó profundamente y prometió continuar una política de reactivación económica en beneficio de los ciudadanos. Luego prometió sanear las finanzas públicas para mantener la confianza exterior.

Abe dice que es necesario hacer más esfuerzos económicos. | AP
Abe dice que es necesario hacer más esfuerzos económicos. | AP

La política económica de Abe , basada en un estímulo fiscal masivo y una inundación de dinero barato, fracasó. Su objetivo consistía en lograr que los precios aumentasen y que los consumidores nipones gastaran, crear una recuperación y lograr que surgieran más empleos frente a la demanda.

Esas medidas hicieron que el yen se hundiera , aumentando el costo de las importaciones, incluyendo el combustible utilizado en el país.

Se espera que Abe ordene a sus ministros que preparen un nuevo paquete de estímulos económico, el cual incluya medidas para suavizar el impacto del incremento de los precios de las importaciones.