9 diciembre, 2015
Evo Morales al abrir una válvula junto a técnicos de la petrolera española Repsol, en el pozo Margarita 8 de la región de Tarija
Evo Morales al abrir una válvula junto a técnicos de la petrolera española Repsol, en el pozo Margarita 8 de la región de Tarija

La Paz

Un museo que el Gobierno boliviano construye en un poblado andino donde nació el presidente Evo Morales albergará unos 13.000 regalos que el mandatario acumuló desde que llegó al poder en el 2006, informó este miércoles una autoridad.

"Estos objetos ya están en el 'Museo de la Revolución', se los está clasificando, se está ordenando, se está verificando de acuerdo con un inventario y por supuesto ya se está distribuyendo en cada uno de los ambientes", informó el director del Fondo de Inversión Social (FIS, estatal), Santos Tito.

Explicó -según la página en línea de la radio privada Erbol- que los objetos que le fueron regalados al mandatario son prendas indígenas de vestir, como 'ponchos' y 'aguayos', una pieza de lana rectangular y multicolor, que usan los quechuas y los aymaras.

En la lista también figuran "sombreros, cascos de mineros" y "de otros países del mundo" que serán expuestos al público desde fin de año, cuando se realice la inauguración.

Es normal que, durante las casi diarias entregas de obras, los lugareños le regalen al mandatario ponchos de lana de alpaca o vicuña, como parte de las ceremonias indígenas.

Génesis de la obra. La construcción del "Museo de la Revolución Democrática y Cultural" fue aprobada por el gobierno de Morales en julio del 2006, a poco de instalarse en el poder, para ser emplazado en Orinoca, el poblado en los Andes bolivianos donde el mandatario nació hace 56 años, en el seno de una familia de pastores pobres.

Ese decreto autorizó un presupuesto de 47 millones de bolivianos, cerca de 6,7 millones de dólares, destinados para la ejecución del museo, según informó anteriormente y de manera oficial el FIS.

El museo, el primero dedicado a un mandatario, según el gobierno, está construido en una superficie de 12.000 metros cuadrados, divididos en tres bloques. También habrá un lugar para la historia de Bolivia y los movimientos indígenas.

Morales, quien fue en el pasado criador de llamas, fabricante de ladrillos, vendedor de helados y cultivador de coca, llegó al poder hace casi una década, en el 2006, tras arrollar a la derecha en las urnas.

Viró a su país de las estrechas relaciones con Estados Unidos hacia países como Venezuela, Irán y Cuba y en sus giras internacionales asume un discurso ambientalista.

En octubre pasado, Morales acabó con una plusmarca que ostentaba, casi desde la fundación de Bolivia, el mariscal Andrés de Santa Cruz, un mestizo que había gobernado por 9 años, 8 meses y 4 días entre 1829 y 1839.

Etiquetado como: