Recep Tayyip Erdogan acusa a Irán de financiar a los rebeldes hutíes en Yemen

 6 abril, 2015
Turquía apoya a grupos rebeldes que combaten en Siria contra el régimen del presidente Bashar al-Asad, respaldado por Irán, mientras que en Yemen, Ankara apoya y anunció que estudia dar respaldo logístico a los bombardeos árabes contra los rebeldes hutíes
Turquía apoya a grupos rebeldes que combaten en Siria contra el régimen del presidente Bashar al-Asad, respaldado por Irán, mientras que en Yemen, Ankara apoya y anunció que estudia dar respaldo logístico a los bombardeos árabes contra los rebeldes hutíes

Teherán

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llegará este martes a Irán en visita oficial en medio de unos crecientes roces bilaterales por crisis como las de Yemen y Siria y, de forma paralela, con una importante agenda comercial y de cooperación.

La visita de Erdogan, prevista inicialmente para el pasado domingo, se pospuso en el último momento al calor de una disputa diplomática surgida por unas duras palabras del líder turco contra Irán, al que acusó de estar detrás de los grupos rebeldes hutíes en Yemen con el objetivo de "dominar la región" y de estar agotando la paciencia de sus vecinos árabes y turcos.

Irán pidió explicaciones al encargado de negocios turco en el país y su Gobierno trató de quitarle hierro al asunto, si bien destacados legisladores iraníes reclamaron vehementemente la suspensión de la visita.

Como respuesta, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, pidió a Erdogan desde Lausana, Suiza, donde se encontraba en plena negociación del acuerdo nuclear de su país con las potencias del Grupo 5+1 (EE. UU,, China, Francia, el Reino Unido, Rusia y Alemania) , que fuera "responsable" y ayudara "a restaurar la calma y la paz" en la región, en lugar de esparcir "la inseguridad".

"Aquellos que han causado un daño irreparable con sus errores estratégicos y políticas ambiciosas deberían utilizar las capacidades existentes para establecer la calma y la unidad en la región con políticas responsables" , sugirió Zarif.

Esas palabras fueron interpretadas por la prensa iraní como un ataque a la "blanda" política turca respecto al grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

En cualquier caso, un grupo de 65 diputados en el Parlamento iraní enviaron una nota al presidente, Hasán Rohaní, para exigirle que advierta al líder turco de que no repita sus "imprudentes" declaraciones y que se disculpe con los iraníes "por sus palabras insultantes".

Irán y Turquía, dos de las mayores potencias regionales junto con Arabia Saudí, mantienen agendas opuestas en los conflictos de la zona.

Turquía apoya a grupos rebeldes que combaten en Siria contra el régimen del presidente Bashar al-Asad, respaldado por Irán, mientras que en Yemen, Ankara apoya y anunció que estudia dar respaldo logístico a los bombardeos árabes contra los rebeldes hutíes, cuyo mayor garante internacional es Teherán.

Etiquetado como: