Las declaraciones de Recep Tayyip Erdogan se dan ante el avance del grupo Estado Islámico en la ciudad fronteriza sirio kurda de Kobane

 7 octubre, 2014
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dirigiéndose al Parlamento
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dirigiéndose al Parlamento

Estambul

La ciudad siria de Kobane está "a punto de caer" en manos de los yihadistas, declaró este martes el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que considera necesaria una operación militar terrestre para detener al grupo Estado Islámico (EI).

"Lanzar bombas desde el aire no pondrá fin al terror. El terror no se detendrá (...) hasta que cooperemos para una operación terrestre con los que libran combate sobre el terreno", declaró Erdogan ante refugiados sirios en un campamento de Gaziantep (sur de Turquía).

"Los meses han pasado y no hemos conseguido ningún resultado. Kobane está a punto de caer", añadió.

Aviones de la coalición dirigida por Estados Unidos han bombardeado este martes varias posiciones controladas por los yihadistas en Kobane , constató la AFP desde la frontera turca, situada a poca distancia.

Los combates continuaban el martes por la mañana en distintos barrios de la tercera ciudad kurda de Siria (llamada Ain al-Arab en árabe) entre los combatientes kurdos y los yihadistas, que el lunes entraron en el este de la localidad.

Etiquetado como: