Ministros de Etiopía, Kenia, Uganda, Yibuti y Sudán viajaron a Juba en una misión para intentar detener los enfrentamientos y mantener conversaciones con Salva Kir

 20 diciembre, 2013
El presidente sursudanés, Salva Kir saluda a un miembro de la delegación ministerial africana que trata de mediar entre el gobierno y las fuerzas rebeldes en Sudán del Sur. Kir se comprometió hoy a evitar una guerra civil, siempre que el otro bando renuncie a derrocar al régimen.
El presidente sursudanés, Salva Kir saluda a un miembro de la delegación ministerial africana que trata de mediar entre el gobierno y las fuerzas rebeldes en Sudán del Sur. Kir se comprometió hoy a evitar una guerra civil, siempre que el otro bando renuncie a derrocar al régimen.

Nueva York

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kir, se comprometió a mantener un "diálogo sin condiciones" con su rival el exvicepresidente Riak Machar, en un intento por frenar los enfrentamientos entre facciones rivales en ese país, informaron diplomáticos este viernes.

Salva Kir dijo estar dispuesto a dialogar a los ministros africanos que fueron enviados por la Unión Africana a Juba, en un intento para que cesen los enfrentamientos que han causado cientos de muertos, según dijo a la prensa el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU Gerard Araud.

"El presidente aparentemente ha aceptado entrar en un diálogo sin condiciones", dijo a la prensa Araud, embajador de Francia ante la ONU, después de una reunión de emergencia del consejo convocada para tratar la crisis de Sudán del Sur.

Fin al conflicto. Rebecca Garang, viuda del líder rebelde de Sudán del Sur John Garang, se ha mostrado de acuerdo a sumarse a las conversaciones para acabar con el levantamiento que se extiende desde hace casi una semana, agregó Araud.

Ministros de Etiopía, Kenia, Uganda, Yibuti y Sudán viajaron a Juba en una misión para intentar detener los enfrentamientos y mantener conversaciones con Salva Kir.

Los ministros también trataron de visitar a los detenidos desde que comenzaron los disturbios el pasado domingo.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad acordaron un comunicado en el que urgieron a ambos dirigentes a "demostrar liderazgo para lograr una solución rápida y pacífica a esta crisis, haciendo un llamamiento al fin de las hostilidades y comenzar inmediatamente el diálogo".

El Consejo expresó una "seria alarma" ante el empeoramiento de la crisis que se ha dicho que es una amenaza para toda la región.

Etiquetado como: