19 marzo
La gente usa las vías del ferrocarril para evitar las calles bloqueadas por puentes rotos y las inundaciones en el distrito de Chosica, Lima, Perú.
La gente usa las vías del ferrocarril para evitar las calles bloqueadas por puentes rotos y las inundaciones en el distrito de Chosica, Lima, Perú.

Bogotá, Colombia

El presidente de Perú se ha abstenido de declarar emergencia nacional luego de los desastres que han causado las lluvias, como la muerte de 75 personas, alegando que ello "genera pánico" y que basta con activar la alerta en las zonas que lo ameritan, entre ellas la capital del país, Lima.

"No se ajusta a la realidad que el país esté en emergencia. Hay sitios que no están en esa situación", sostuvo Pedro Pablo Kucsynski en una entrevista publicada el domingo por el diario El Comercio.

En la víspera, el mandatario dijo que más bien sopesa el nombramiento de un funcionario con poderes especiales para enfrentar la calamidad.

Se trataría de alguien del sector público para que se haga cargo especialmente de los daños causados por el fenómeno climático de El Niño Costero, que ha dejado desbordes de ríos, avalanchas de lodo e inundaciones.

Soldados con palas y picos se detuvieron un instante ayer antes de limpiar un río inundado atascado con basura, rocas y árboles en el distrito de Chosica, Lima, Perú.
Soldados con palas y picos se detuvieron un instante ayer antes de limpiar un río inundado atascado con basura, rocas y árboles en el distrito de Chosica, Lima, Perú.

El gobierno sacó a las fuerzas armadas de sus cuarteles para ayudar a la Policía a mantener el orden público en las 811 ciudades en situación de emergencia. Además los uniformados trasladan ayuda por barco y helicópteros a ciudades que han quedado incomunicadas.

Funcionarios públicos han advertido que las lluvias se incrementarán en los próximos días.

Al menos 75 personas han muerto y 99.475 han resultado damnificadas desde que comenzó el año, según las más recientes cifras del Centro de Emergencia Nacional.