Al menos 11 de los padres de las cerca de 200 niñas raptadas han fallecido

 22 julio, 2014
Imagen tomada del video distribuido por Boko Haram, donde se ve a un grupo de jóvenes, supuestamente del grupo secuestrado en Chibok. Ellas recitan el primer capítulo del Corán, libro sagrado del islam. | AP
Imagen tomada del video distribuido por Boko Haram, donde se ve a un grupo de jóvenes, supuestamente del grupo secuestrado en Chibok. Ellas recitan el primer capítulo del Corán, libro sagrado del islam. | AP

Abuya

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, recibió este martes, por primera vez, a los familiares de las más de 200 adolescentes secuestradas por islamistas del grupo Boko Haram hace 100 días.

Una delegación de más de 150 habitantes se entrevistó en Abuya con el mandatario nigeriano, el presidente del Senado, David Mark, y el gobernador del estado de Borno, donde fueron secuestradas las muchachas

Desde que extremistas islámicos secuestraron a más de 200 jóvenes en Nigeria hace tres meses, al menos 11 de sus padres han muerto, informaron los residentes.

Siete padres de las niñas secuestradas estaban entre 51 cadáveres llevados al hospital de Chibok después de un ataque a la aldea este mes, dijo un trabajador de salud que pidió el anonimato por temor a represalias por parte de los extremistas.

Al menos otros cuatro padres murieron por complicaciones de salud y enfermedades que la comunidad atribuye al trauma del secuestro ocurrido hace 100 días, dijo el líder de la comunidad, Pogu Bitrus.

"El padre de dos niñas solo entró en una especie de estado de coma y repetía los nombres de sus hijas hasta que la vida le dejó " , dijo Bitrus.

El presidente Goodluck Jonathan se reunió el martes con varios padres y algunas compañeras de clases que lograron escapar de los extremistas islámicos.

Durante meses, los padres pidieron ver al mandatario y él aceptó a petición de la niña Malala Yousafzai, una activista paquistaní que defiende el derecho a la educación.

Chibok, la ciudad donde fueron secuestradas las chicas, está aislada a causa de los frecuentes ataques en las carreteras, que están llenas de vehículos quemados.Pero hay más peligro está en el horizonte.

Los extremistas del Boko Haram, responsables del secuestro, se acercan a Chibok, atacando aldeas cada vez más cerca de la ciudad. Una crisis alimentaria se cierne, junto con la escasez de dinero y combustible, dijo el líder de la comunidad.

En el lado positivo, algunas de las mujeres jóvenes que escaparon se están recuperando, dijo un trabajador de la salud que insistió en el anonimato por temor a represalias por parte de Boko Haram.

Etiquetado como: