Según los datos oficiales, Nursultan Nazarbayev obtuvo el 97,7% de los votos

 27 abril, 2015
El presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev, habla durante una concentración para celebrar su victoria en las elecciones presidenciales en Astaná
El presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev, habla durante una concentración para celebrar su victoria en las elecciones presidenciales en Astaná

Astaná

El presidente saliente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev, fue reelegido el domingo para un quinto mandato con el 97,7% de los votos en unas elecciones en las que, según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), los votantes no tuvieron "opciones reales" de elegir.

Los dos otros candidatos, considerados como progubernamentales, obtuvieron entre ambos menos de un 3% en los comicios, precisó la comisión electoral de este Estado de Asia Central.

Según informó el lunes la comisión electoral, las elecciones contaron con una tasa de participación récord del 95,22%.

Tras el anuncio del resultado de los sondeos a pie de urna que confirmaban su victoria, Nazarbayev expresó su deseo de ver a Kazajistán entre los 30 países más desarrollados del mundo.

"Sin este nivel de confianza general, sería difícil trabajar para alcanzar dichos objetivos. La alta participación récord en la votación demostró la unidad del pueblo de Kazajistán , su deseo de vivir en un Estado estable y su respaldo al programa que presenté ante ellos", aseguró Nazarbayev, de 74 años, quien lleva 24 al frente del país.

Sin embargo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) denunció el lunes "importantes restricciones de la libertad de expresión y en el ámbito de los medios de comunicación" en estos comicios y lamentó la falta de "opciones reales" para los votantes.

El mandatario había llamado a sus conciudadanos a participar masivamente en estas elecciones, en las que estuvieron presentes más de 1.000 observadores internacionales, para probar "de forma convincente" su "unidad" ante el mundo entero.

Elegido presidente por primera vez en 1991, Nazarbayev fue reelegido en 1999, 2005 y 2011, cada vez con porcentajes más espectaculares, superando siempre el 80% de los votos. Esas elecciones jamás han sido reconocidas como libres y justas por los observadores internacionales.

"No es una elección, es una reelección", resumía a la AFP el analista Dosym Satpayev, director del Grupo kazajo de evaluación de riesgos, con sede en Almaty.

La verdadera oposición no presentó ninguna candidatura para estas elecciones sin suspenso, ya que los dos rivales de Nazarbayev que concurrieron este domingo son considerados como partidarios suyos.

Uno de ellos, Turgun Syzdykov, era el candidato del Partido Comunista, distinguido por su oposición a la globalización, en la que incluye de las hamburguesas a los videojuegos.

Abelgazy Kusaynov, el tercer candidato, se presentó como independiente pese a haber ocupado varios puestos ministeriales.

Etiquetado como: