27 agosto, 2013

Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el martes que está considerando su idea de someter a consulta popular la eliminación de los diarios de papel ante los reclamos por la eventual falta de periódicos para "madurar aguacates".

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dio a entender que los periódicos de su país solo sirven para
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dio a entender que los periódicos de su país solo sirven para "madurar aguacastes".

"Con respecto a mi propuesta, la estoy revisando seriamente. He recibido muchas quejas a través de las redes sociales sobre cómo vamos a madurar los aguacates si desaparecen los diarios. Así que sobre esos usos vamos a revisar nuestra propuesta", ironizó el mandatario durante una rueda de prensa en Guayaquil (suroeste).

El 19 de agosto, el mandatario lanzó la propuesta de realizar una consulta sobre la eliminación de diarios de papel para evitar la tala indiscriminada de árboles, y permitir apenas la circulación de medios digitales.

Correa formuló la iniciativa en rechazo a las críticas a su decisión de explotar petróleo en un sector de la reserva amazónica del Yasuní, declarado reserva mundial de la biósfera, tras fracasar un plan internacional para evitar la extracción a cambio de compensaciones económicas.

Correa reiteró este martes sus críticas a los medios de comunicación que cuestionaron el anuncio sobre la explotación en el Yasuní.

"No están interesados en proteger el Yasuní sino hacerle daño al gobierno. Vieron la oportunidad para caerme encima y lo hicieron. Nuestra propuesta busca denunciar esa hipocresía", sostuvo.

Correa, en el poder desde 2007, acusa a la prensa privada de ser su principal opositor, lo que le ha valido duras críticas de organizaciones internacionales de la libertad de prensa.

En varias ocasiones ha señalado que los periódicos ecuatorianos sólo sirven para "madurar aguacates", al tiempo que promovió una ley de comunicación que regula los contenidos informativos, y que es calificada por algunos medios como una "ley mordaza".