Tribunal Supremo de Justicia dice que ambos tenían impedimento de hacer declaraciones políticas

 1 agosto
Primeras imágenes de Leopoldo López, desde su casa, donde cumple su sentencia. La corte autorizó el régimen de
Primeras imágenes de Leopoldo López, desde su casa, donde cumple su sentencia. La corte autorizó el régimen de "casa por cárcel" por razones de salud. AP

Caracas

Los presos más emblemáticos de la oposición venezolana, Leopoldo López y Antonio Ledezma, fueron encarcelados este martes luego de que la Justicia les revocara el arresto domiciliario a pocas horas de la instalación de la Asamblea Constitiyente, lo que provocó una condena internacional.

Acusados de planear fugarse y por sus llamados contra la Constituyente del presidente Nicolás Maduro, López, de 46 años, y Ledezma, alcalde de Caracas de 62 años, fueron sacados de sus casas por agentes del servicio de inteligencia (Sebin), en la madrugada de este martes.

Ambos fueron recluidos en la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, confirmaron abogados y parientes, quienes responsabilizaron a Maduro de su vida.

Estados Unidos expresó su "condena" a "las acciones de la dictadura de Maduro". En América Latina expresaron su rechazo Uruguay, Chile, Costa Rica y Brasil, que exigió su "liberación inmediata".

España impulsará sanciones en la Unión Europea, que calificó el arresto de un "paso en la dirección errónea", en tanto que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgió al gobierno a resolver las tensiones.

López había sido excarcelado y puesto en arresto domiciliario el pasado 8 de julio, tras cumplir en Ramo Verde tres años y cinco meses de la pena de casi 14 años a la que fue condenado por "incitar a la violencia" en protestas contra Maduro que dejaron 43 muertos en el 2014.

Acusado de una supuesta conspiración contra el mandatario, Ledezma fue capturado el 19 de febrero del 2015 y dos meses después recibió casa por cárcel por motivos de salud.

Ledezma fue sacado de su casa en pijama entre gritos de auxilio de una vecina, según imágenes difundidas en redes sociales. Su esposa, Mitzy Capriles, tildó la acción de "secuestro" y pidió desde España que un "equipo forense" lo examine. "Tenemos una profunda angustia", aseguró.

En un video difundido en las redes sociales y grabado antes de su encarcelamiento, López dio a entender que su esposa Lilian Tintori, actualmente en Estados Unidos, está embarazada de su tercer hijo. Más temprano, Mitzy Capriles había dado la primicia a la prensa en Madrid.

En ese video, López, pidió a los venezolanos seguir la lucha contra el gobierno.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado de servir al gobierno, precisó que "fuentes de inteligencia" dieron cuenta de "un plan de fuga" de los dos opositores, por lo cual "con la urgencia del caso" fueron puestos a "resguardo".

"Juan Carlos Gutiérrez, abogado de López, y Omar Estacio, defensor de Ledezma, negaron tajantemente que estos buscaran escaparse. El jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, calificó el argumento del TSJ como "una ridiculez".

El TSJ precisó además que López tenía prohibido hacer "proselitismo político" porque su sentencia está en firme, mientras Ledezma tenía la "obligación de abstenerse de emitir declaraciones ante cualquier medio".

Antonio Ledezma, alcalde de caracas, cuando compareció ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Brasil en octubre del 2009.
Antonio Ledezma, alcalde de caracas, cuando compareció ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Brasil en octubre del 2009.

En los últimos días, ambos líderes habían publicado videos en los que instaban a no votar en la elección, el domingo, de la Asamblea Constituyente, en la que la oposición no participó por considerar que era un "fraude".

En la primera reacción del Gobierno, el promotor de la Constituyente, Elías Jaua, opinó que las declaraciones de ambos dirigentes llamaban al "desconocimiento de las instituciones y resultados" de la votación.

"El Gobierno está demostrando que está herido, que no tiene la razón sino la fuerza bruta para tratar de meterle miedo a la sociedad", declaró Borges.

Los comicios transcurrieron en medio de manifestaciones que dejaron 10 muertos, con lo que aumentó a unos 125 los fallecidos desde que inició una ola de protestas hace cuatro meses.

La revocatoria de la prisión domiciliaria elevó la tensión a horas de que se instale entre miércoles y jueves la Constituyente en el Palacio Legislativo, donde sesiona el Parlamento.

La oposición convocó a una marcha el miércoles en Caracas para denunciar la "ilegitimidad" de la Constituyente, desconocida por una decena de países, entre ellos Estados Unidos, que el lunes impuso sanciones contra Maduro y la semana pasada a 13 funcionarios.

La oposición sostiene que la Constituyente fue propuesta por Maduro para perpetuarse en el poder, instaurar un modelo comunista y neutralizar a sus adversarios.

"Algunos terminarán en una celda", advirtió el presidente, quien dijo que la Constituyente podría levantar la inmunidad a parlamentarios opositores para someterlos a la justicia, y "tomar el control" de la Fiscalía.

Al anunciar que no reconoce la Constituyente y asegurar que el Gobierno tiene "ambición dictatorial", la fiscal general, Luisa Ortega, quien se rebeló contra Maduro, dijo estar segura de que van tras su "cabeza".

"Está cantada la radicalización política y económica" después de la Constituyente, opinó el analista Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.