19 febrero, 2016
Los ugandeses acudieron ayer jueves a las urnas para elegir a su próximo presidente en las elecciones más reñidas de su historia
Los ugandeses acudieron ayer jueves a las urnas para elegir a su próximo presidente en las elecciones más reñidas de su historia

Kamapa

El candidato opositor y principal rival de Yoweri Museveni en las elecciones presidenciales de Uganda, Kizza Besigye, fue detenido por tercera vez esta semana, informaron a EFE fuentes de su partido.

Besigye, que se encontraba en la sede central del Foro por un Cambió Democrático (FDC), fue arrestado el lunes pasado durante una marcha ciudadana y el jueves, en plena jornada electoral.

En esta ocasión fue detenido junto al presidente del partido, el general Mugisha Muntu, y otro alto cargo del mismo, Wasswa Biriggwa, en medio de las protestas de sus seguidores.

Los incidentes empezaron cuando la Policía acudió a la sede para impedir que se celebrara una rueda de prensa organizada por el principal partido opositor, según explicó el diario ugandés Daily Monitor.

Ante la negativa del FDC, los agentes armados asaltaron la sede tras romper las puertas y lanzaron gas lacrimógeno en el interior del edificio.

infografia
"Necesitamos la ayuda de la comunidad internacional. La situación se está yendo de las manos aquí en nuestra sede", escribió el FDC en su cuenta oficial de Twitter.

Los ugandeses acudieron ayer jueves a las urnas para elegir a su próximo presidente en las elecciones más reñidas de su historia con las que podría terminar la hegemonía de Museveni tras 30 años en el poder.

La jornada estuvo marcada por una gran tensión debido a los retrasos en los colegios electorales y al bloqueo del acceso a redes sociales como Facebook, Twitter y Whatsapp ordenado por el gobierno ugandés.

Además, la detención de Besigye en plena jornada electoral aumentó el clima de tensión, presente durante toda la campaña electoral.

Las encuestas otorgan una victoria bastante ajustada del actual presidente y la división entre los partidos opositores juega a su favor, aunque es muy posible que Museveni y el Movimiento de Resistencia Nacional (NRM) pierdan diputados en el Parlamento.

Etiquetado como: