5 septiembre

Sao Paulo

La Policía brasileña halló más de 33 millones de reales, unos $10,57 millones, en cajas y maletas en una vivienda de Salvador "supuestamente" utilizada por Geddel Vieira Lima, exministro del presidente Michel Temer, como un "búnker" para guardar dinero.

"Hasta el momento fueron contabilizados más de 33 millones de reales. La previsión es que el conteo se extienda durante la noche, teniendo en cuenta el volumen que aún falta por contabilizar", afirmó la Policía Federal en un comunicado.

Un video muestra a tres funcionarias colocando fajos de billetes en máquinas de recuento rápido.

Foto cedida por la Policía Federal de Brasil, en la que muestran bolsas y cajas con moneda brasileña decomisadas en un piso usado por el exministro del presidente Michel Temer.
Foto cedida por la Policía Federal de Brasil, en la que muestran bolsas y cajas con moneda brasileña decomisadas en un piso usado por el exministro del presidente Michel Temer.

La operación "Tesoro Perdido" se inició por la mañana, con el allanamiento de una vivienda en una zona residencial de la capital del estado de Bahía, donde se hallaron unas veinte cajas y maletas repletas de billetes de 50 y 100 reales ($16 y $32, al cambio actual).

La PF precisó en ese momento que "los valores serán transportados a un banco donde serán contabilizados y depositados en una cuenta judicial".

Vieira Lima, importante articulador político del gobierno conservador de Temer, estuvo al frente de la Secretaría de la Presidencia hasta noviembre de 2016. Renunció tras ser acusado de tráfico de influencias por Marcelo Calero, entonces ministro de Cultura.

De 2011 a 2013, durante la presidencia de Dilma Rousseff (izquierda), había sido vicepresidente del departamento de Personas Jurídicas de la Caixa Económica Federal, un banco estatal.

Miembro del PMDB (el partido de Temer), fue detenido de forma preventiva en julio de este año y colocado al mes siguiente en prisión domiciliaria, por presunta tentativa de obstrucción a la justicia en una investigación sobre desvío de fondos públicos, que él niega.

La operación de este martes es una ramificación de la Operación Cui Bono, que investiga un esquema de fraudes en la liberación de créditos de la Caixa en beneficio de políticos, altos funcionarios y empresarios.

Etiquetado como: