El crecimiento de la economía no ha contribuido a cerrar las brechas sociales

 17 mayo, 2016

Santo Domingo. AFP. El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, aseguró este lunes su reelección para gobernar por cuatro años más el país caribeño, con el desafío de que el crecimiento económico reduzca la pobreza y las brechas sociales.

Medina, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD, centro), arrasaba con un inédito 61,96% en las elecciones del domingo, contra 35,23% de Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM, socialdemócrata), escrutado el 58% de las mesas electorales.

Ningún presidente dominicano había obtenido hasta ahora este caudal electoral. Medina tiene a su favor el crecimiento económico de este país turístico –7% el año anterior– y la cercanía con la población en su estilo de gobernar.

“El dominio de los órganos del Estado, la administración de recursos sin un Congreso que le haga contrapeso, la política de asistencia social y la estabilidad macroeconómica”, lo favorecieron, razonó el politólogo Rafael Toribio Domínguez, exrector del Instituto Tecnológico de Santo Domingo.

El PLD también dominará el Congreso con unas 24 de las 32 sillas del Senado y 112 de 190 diputados, según las proyecciones, y los municipios, aunque perdió la capital, Santo Domingo.

Sin sorpresa. El mandatario siempre figuró en las encuestas como favorito para la reelección, con una oposición debilitada al haberse dividido, en el 2014, el otrora poderoso Partido Revolucionario Dominicano (PRD), de donde salió el PRM.

Medina, economista y químico de 64 años, superó en 10 puntos porcentuales los sufragios que obtuvo en el 2012.

Ese año ganó sin opción a reelección inmediata, pero en el 2015 impulsó una reforma constitucional que le permitió buscar el segundo mandato.

La Junta Central Electoral (JCE) aún no precisó el porcentaje de participación de los 6,7 millones de dominicanos que fueron convocados a las elecciones.

República Dominicana tiene uno de los mayores crecimientos económicos de América Latina, pero la pobreza afecta a 40% de los 10 millones de habitantes.

Un 20% de los más pobres no recibe ni 5% de las riquezas del país, mientras que 20% de los más ricos se beneficia con 50%, según la ONG británica Oxfam.

Medina deberá mejorar el sistema de energía y una reforma fiscal, pero no estructural pues evitará “erosionar la base de apoyo del PLD”, según el centro de análisis Eurasia Group .

Funcionarios de los centros de cómputo se aprestaban el domingo a iniciar el recuento de sufragios en Santo Domingo. | AFP
Funcionarios de los centros de cómputo se aprestaban el domingo a iniciar el recuento de sufragios en Santo Domingo. | AFP

El politólogo Berlaminio Ramírez manifestó que Medina tendrá también el reto de reducir la delincuencia y fortalecer la institucionalidad del país.

Analistas señalan la urgencia de impulsar, tras estos comicios, reformas en el sistema electoral, para lograr una mayor equidad y control de los recursos que usan los partidos, así como también superar las deficiencias del proceso de elección.

El conteo de votos ha sido lento y confuso pues se aplicaron dos tipos de escrutinio: uno manual y otro electrónico, más rápido pero rechazado por la oposición.

La votación se vio trastornada por problemas de logística, retrasos en la apertura de urnas, denuncias de proselitismo político afuera de los recintos electorales.