9 julio, 2015
De izquierda a derecha, la reina de España Letizia, el presidente de Perú, Ollanta Humala, el rey Felipe VI y la esposa del presidente peruano, Nadine Heredia, posan antes de una cena en el palacio real, en Madrid, el martes.
De izquierda a derecha, la reina de España Letizia, el presidente de Perú, Ollanta Humala, el rey Felipe VI y la esposa del presidente peruano, Nadine Heredia, posan antes de una cena en el palacio real, en Madrid, el martes.

Madrid

"Perú se está arreglando" tras décadas de sacudidas económicas, políticas y de seguridad, afirmó este miércoles su presidente, Ollanta Humala, al término de una visita oficial a España donde recibió el reconocimiento a un país "que genera confianza".

"Perú avanza y España lo vive y lo siente así", afirmó el jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, tras entrevistarse con Humala en el Palacio de la Moncloa, sede del ejecutivo, donde ambos países firmaron acuerdos de cooperación en sectores como la educación, la ciberseguridad o la lucha contra el narcotráfico.

Unos acuerdos, señalaron ambos, que refuerzan los buenos lazos entre los dos países.

"La relación con España nunca ha estado mejor", se congratuló Humala, que la víspera había sido recibido junto a su esposa, Nadine Heredia, por los reyes Felipe VI y Letizia.

Acompañado por el presidente del Consejo de Ministros peruano Pedro Cateriano, la ministra de Relaciones Exteriores Ana María Sánchez y la ministra de Comercio Exterior y Turismo Magali Silva, Humala dedicó buena parte de su visita a alentar la inversión española en su país.

"Perú brinda un entorno estable, respetuoso de la seguridad jurídica, es decir, que genera confianza", consideró Rajoy, calificándolo como "un país serio".

Con una inversión acumulada de casi 4.500 millones de euros, España es el primer inversor en Perú, con empresas presentes en sectores como las telecomunicaciones, la energía o las finanzas, y el primer cliente europeo de Perú.

También "podemos ser socios estratégicos tanto para las inversiones españolas en América Latina como para las inversiones peruanas en la Unión Europea", subrayó Humala en rueda de prensa con el jefe del ejecutivo español.

Horas antes, durante un encuentro con líderes empresariales y sociales organizado por el diario El País, el mandatario había considerado "que Perú se está arreglando" aunque "no es que esté arreglado todavía".

"En determinadas épocas hemos prácticamente tocado el piso, o hemos creído que habíamos tocado el piso, hemos vivido épocas de hiperinflación, épocas de terrorismo, una época en que tuvimos un presidente que se fue del país y renunció por fax", declaró Humala en referencia a la dimisión de Alberto Fujimori en noviembre de 2000.

"Tenemos para darles experiencias a todos ustedes de las cosas que no se deben hacer", pero ahora "hay una convicción del pueblo peruano de lo que no quiere", aseguró.

Defendió así su política económica, que le ha valido ser considerado por algunos como un presidente liberal pese a que él se define de "la izquierda progresista". "Hemos aprendido que en determinadas cosas no se puede hacer ideología, sino tener un manejo responsable y pragmático de temas como la macroeconomía", afirmó.

El mandatario peruano ve, sin embargo, "muchos retos" pendientes, como la industrialización de una economía demasiado dependiente de la exportación de materias primas, la mejora de sus sistemas educativo y de salud o el fomento de la innovación tecnológica.

Asimismo, tener "medios de comunicación que sean medios más que actores", afirmó Humala, objeto de duras críticas por parte de algunos grupos de prensa peruanos.

En Perú "hoy día se mezcla la libertad de expresión con grupos empresariales que han tomado a los medios", consideró. "De ese problema todavía no nos hemos sacudido bien", añadió. "Yo creo que hoy ya no pueden poner un presidente, pero sí pueden desestabilizar, tratar de mover el piso", añadió.

Durante su visita, Humala recibió el apoyo de España en su pretensión de entrar en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCE). "El Perú puede contar con España y conmigo en ese objetivo", afirmó Rajoy.

El gobierno español ya había respaldado a Perú y Colombia ante sus socios europeos para lograr que sus ciudadanos estén exentos de visas cuando realicen viajes de corta duración al espacio europeo Schengen, lo que les permitirá juntarse mas fácilmente con sus familiares.

Tras casi dos años de negociación, ambos países recibieron el visto bueno durante la reunión CELAC-UE celebrada el 10 y 11 de junio en Bruselas. Este proceso, "irreversible", será efectivo "antes de finales de año", aseguró Rajoy.

Etiquetado como: