27 febrero, 2016
El papa Francisco se reunió este sábado con el presidente de Argentina, Mauricio Macri en Ciudad del Vaticano, para hablar sobre diversos problemas sociales que afectan a ese país sudamericano.
El papa Francisco se reunió este sábado con el presidente de Argentina, Mauricio Macri en Ciudad del Vaticano, para hablar sobre diversos problemas sociales que afectan a ese país sudamericano.

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco recibió este sábado por primera vez en el Vaticano al nuevo presidente de Argentina, Mauricio Macri, un encuentro de tono muy formal y frío durante el cual abordaron temas como pobreza, narcotráfico y reconciliación social.

Durante el encuentro fueron "abordados temas de mutuo interés, tales como la ayuda al desarrollo integral, el respeto a los derechos humanos, la lucha contra la pobreza y contra el narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social", indicó en un comunicado el Vaticano.

La Santa Sede reconoció también "el buen estado de las relaciones bilaterales entre la el Vaticano y la República Argentina" así como la "positiva contribución" de las instituciones católicas argentinas a "la promoción humana" y "a la formación de las nuevas generaciones", recalca la nota.

"Fue un encuentro entre dos viejos conocidos", aseguró a la prensa. El presidente argentino fue líder de la alianza de centroderecha Cambiemos y alcalde de Buenos Aires (2007-2015) cuando el papa ejercía como arzobispo de la capital.

El encuentro de 22 minutos de duración, relativamente breve con respecto a otras citas con mandatarios latinoamericanos, marca el inicio de una nueva etapa de las relaciones entre Argentina y la Santa Sede y entre el papa y Macri, que en el pasado tuvieron diferencias sobre temas sensibles, como aborto y unión entre personas del mismo sexo.

"Recorrimos una agenda sobre el momento que se vive en Argentina y lo que pasa en el mundo", añadió Macri, quien asumió el cargo en diciembre.

"Hablamos de la gran preocupación de unir a los argentinos y de otros temas que están en la agenda, como resolver los problemas de la pobreza y el narcotráfico", agregó el mandatario.

Los dos líderes hablaron también sobre uno de los grandes males de Argentina y de casi todos los países de la región, en particular la necesidad de generar "mayor inclusión social, de sanear las diferencias sociales", temas prioritarios del pontificado de Francisco.

Macri, que considera a Francisco "el argentino más importante de la historia del país", reconoció que espera el apoyo de la iglesia para "recuperar la cultura del trabajo" y mejorar "la educación pública".

El papa, quien en sus casi tres años de pontificado no ha visitado su país natal, reiteró a Macri que este año "no puede" viajar a Argentina.

"Va a ir lo antes posible", contó el mandatario.

Etiquetado como: