18 julio, 2013

Ciudad del Vaticano. AFP. El papa Francisco no utilizará el papamóvil –vehículo blindado que empleaban sus predecesores– durante su permanencia en Brasil a partir del lunes y espera así lograr un contacto directo con los jóvenes que asisten a la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro.

“Es una decisión del Papa”, dijo ayer el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi. El Pontífice utilizará, en cambio, el todoterreno blanco descubierto con el que recorre habitualmente la plaza de San Pedro durante las audiencias generales de los miércoles.

El papa Francisco en su vehículo todoterreno en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, en marzo. | AP
El papa Francisco en su vehículo todoterreno en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, en marzo. | AP
Pontífice quiere una mayor cercanía con la juventud

“Se trata del mismo vehículo. Es que se siente bien teniendo un contacto directo” con los jóvenes, explicó Lombardi.

Según el programa papal, Francisco tendrá muchas ocasiones para darse un baño de multitudes a lo largo de su permanencia en Brasil, del 22 al 28 de julio.

El Papa contará también con otro todoterreno verde, como reserva. Los dos automóviles fueron enviados a Brasil desde Italia.

La agenda del Papa en Brasil fue ampliada con respecto a la elaborada por Benedicto XVI, quien renunció al papado en febrero.

Después de su llegada el lunes a Brasil, el obispo de Roma descansará el martes y viajará en helicóptero el miércoles de Río de Janeiro al santuario de Aparecida, en el estado de São Paulo, uno de los más visitados de América Latina.

Francisco visitará también una favela, se reunirá con los obispos del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) e invitó a cinco jóvenes reclusos para un encuentro en el palacio episcopal.