20 septiembre, 2015
Miles de personas asisten a la misa que oficia el Papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba.
Miles de personas asisten a la misa que oficia el Papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba.

La Habana

El papa Francisco declaró este domingo en La Habana, sede de las negociaciones de paz para Colombia, que no puede haber "otro fracaso" en el camino de la paz y la reconciliación en ese país, que vive un conflicto armado interno desde hace medio siglo.

"Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación", dijo el papa argentino al dirigir su pensamiento "a la querida tierra de Colombia", en la lectura del Angelus tras la misa campal en la Plaza de la Revolución de La Habana.

"En este momento me siento en el deber de dirigir mi pensamiento a la querida tierra de Colombia, consciente de la importancia crucial del momento presente, en el que, con esfuerzo renovado y movidos por la esperanza, sus hijos están buscando construir una sociedad en paz", dijo Francisco en alusión a las negociaciones entre el gobierno de ese país y la guerrilla comunista de las FARC.

Las negociaciones de paz de La Habana, iniciadas en noviembre de 2012, buscan poner fin a un conflicto armado que ha dejado en medio siglo 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han desarrollado negociaciones de paz anteriormente, la última vez a fines de los años 90 y comienzos de los 2000, pero terminaron en fracaso y se reanudaron las hostilidades.

"Que la sangre vertida por miles de inocentes durante tantas décadas de conflicto armado, unida a aquella del Señor Jesucristo en la Cruz, sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso en esta bella Isla, para una definitiva reconciliación", indicó Francisco.

"Y así la larga noche de dolor y de violencia, con la voluntad de todos los colombianos, se pueda transformar en un día sin ocaso de concordia, justicia, fraternidad y amor en el respeto de la institucionalidad y del derecho nacional e internacional, para que la paz sea duradera", añadió.

Servir a la gente. El papa Francisco lanzó un llamado desde Cuba para que la gente se comprometa con su prójimo y les sirva más a las personas que a las ideas.

"Hacernos cargo por amor no apunta a una actitud de servilismo, por el contrario, pone en el centro de la cuestión al hermano", dijo el pontífice en su homilía desde la Plaza de la Revolución en La Habana.

"Por eso nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve de ideas, sino que se sirve a las personas", señaló en el segundo día de su visita a Cuba, donde ha generado altas expectativas en particular por lo que podría hacer para contribuir aún más en la normalización de relaciones con Estados Unidos.

Frente a miles de cubanos reunidos en la plaza, con la icónica imagen del Che Guevara, el papa también pidió evitar caer en la tentación de servirse a sí mismos, porque eso podría generar exclusiones.

"Y esto sin mirar al costado para ver lo que el vecino hace o ha dejado de hacer", dijo.

No fue claro de inmediato a lo que Francisco se refería, pero muchos cubanos se han quejado sobre la rigidez de un sistema en el cual prácticamente cualquier aspecto de la vida es controlado por las autoridades.

Noticia actualizada a las 9:10 a. m.

Etiquetado como: