Solo estará unas horas en La Paz, para evitar problemas con la altura de la ciudad

 9 julio, 2015

El Alto, Bolivia. AP y AFP. El papa Francisco inició este miércoles una visita a Bolivia, una de las naciones más empobrecidas de América del Sur, con elogios a los “pasos importantes” en favor de los sectores más necesitados y dijo que la Iglesia católica también tiene una tarea que jugar en la sociedad.

Tras su llegada a Bolivia, procedente de Ecuador , el Pontífice también llamó a no olvidar que todo progreso debe incluir los valores y no solo el beneficio económico.

“Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país”, manifestó Francisco, quien fue recibido por el presidente Evo Morales en el aeropuerto de la ciudad de El Alto.

Elogió que la Constitución boliviana “reconoce los derechos de los individuos, de las minorías, del medio ambiente” .

En la misma línea de sus mensajes en [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150708_0012]]Ecuador[[END:INLINEREF]], el Papa hizo además renovados votos por la familia y los jóvenes.

El Pontífice fue recibido en el aeropuerto de El Alto, a 4.000 metros de altitud, por el presidente Evo Morales, quien le entregó una chuspa , pequeña bolsa de tejido andino.

“Recibimos con los brazos y el corazón abierto al Papa de los pobres”, expresó Morales en la ceremonia de bienvenida.

.
.

De buen semblante a pesar de la altura y el frío invernal, Francisco saludó a niños vestidos con ropa típica de las regiones bolivianas. También recibió regalos de autoridades locales.

El Papa recorrió un callejón de adobes hechos con sal del Salar de Uyuni –el mayor desierto de sal del mundo– adornado por la flor de la quinua, antes de dirigir un mensaje desde un altar, que es una réplica de la iglesia de Laja, donde se fundó la ciudad de La Paz en 1548.

Política de inclusión. “Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país”, reconoció el Obispo de Roma.

Según el Pontífice, “el progreso integral de un pueblo” debiera transcurrir “sin excluir ni rechazar a nadie”, en momentos en que sectores de la oposición aseguran que el gobierno de Morales los persigue.

Francisco proclamó en su breve mensaje a los bolivianos “el crecimiento en valores de las personas” e hizo notar que “si el crecimiento solo es material siempre se corre el riesgo de que la abundancia de unos se construya sobre la escasez de otros”.

A 4.000 metros de altitud y rodeado de nevados de la cordillera, el vicario de Cristo elogió ese panorama. “Me alegro de estar en este país de singular belleza”, confesó el papa argentino, quien conoce Bolivia por haberlo visitado en su juventud.

“Es una tierra bendecida en sus gentes, con su variada realidad cultural y étnica, que constituye una gran riqueza y un llamado permanente al respeto mutuo y al diálogo”, afirmó tras abogar por una política “sin excluir ni rechazar a nadie”, uno de los temas centrales de su viaje pastoral a América Latina, que concluirá en Paraguay.

Al pisar tierra boliviana, el primer pontífice latinoamericano, hijo de emigrantes italianos, quiso rendir un homenaje personal a los migrantes bolivianos, muchos de los cuales trabajan en difíciles condiciones en diferentes países de Suramérica y en particular, en Argentina, su país.

Francisco tiene previsto realizar una visita a autoridades en La Paz antes de volar hacia la ciudad de Santa Cruz, donde pasará el resto de su visita.

Por la altura, esta etapa de la gira es delicada para el Pontífice de 78 años, a quien le extirparon un pulmón durante su juventud.

El Papa contará con equipo médico permanente y oxígeno a mano, por cualquier eventualidad durante su estancia en La Paz. En Santa Cruz dará una misa multitudinaria, sostendrá reuniones con sacerdotes y participantes del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares.

Fuentes del Gobierno dijeron que el Papa podría masticar hojas de coca, una ancestral costumbre indígena, que ayuda a mitigar el hambre y la fatiga, además de combatir el mal de altura.

El viernes viajará a Paraguay, donde el domingo culminará la gira de ocho días.