6 junio, 2014

Jerusalén. AFP. Israel anunció ayer que construirá 3.300 nuevas viviendas en colonias de Cisjordania y de Jerusalén Este en represalia por la formación de un gobierno de unidad palestino gobierno de unidad palestino , el cual anunció que denunciarán la decisión israelí ante las Naciones Unidas.

“El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la Asamblea General (son) la manera correcta de poner freno a esta grave violación y de garantizar la rendición de cuentas”, dijo Hanan Ashrawi, miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) .

El Ministerio israelí de Vivienda abrió a primeras horas de este jueves una licitación para construir 1.100 casas en Cisjordania ocupada y 400 en Jerusalén Este.

“Es la respuesta sionista apropiada, cuando nos escupen. Hablo de nuestros vecinos (palestinos), pero también del resto del mundo”, manifestó a la radio militar el ministro israelí de Vivienda, Uri Ariel, perteneciente al partido nacionalista religioso y procolonización Hogar Judío.

Estados Unidos, la ONU, la Unión Europea, Rusia y la comunidad internacional en su conjunto acogieron favorablemente el nuevo gobierno palestino de unidad nacional, compuesto por personalidades independientes y apoyado por el grupo islamista Hamás. Este reconocimiento internacional enfureció a las autoridades israelíes.

Más represalias. Tras conocer la intención palestina de denunciar las colonias ante la ONU, el Gobierno israelí ordenó horas después el desbloqueo de un plan de construcción de 1.800 viviendas más.

La Unión Europea se declaró “profundamente decepcionada” por el anuncio israelí.