Gobierno de Tokio denuncia 'acción provocadora' de Pionyang

 14 septiembre
En una pantalla de televisión, en una estación ferroviaria de Seúl, se ofrecía información sobre el disparo del último misil norcoreano, el viernes 15 de setiembre del 2017.
En una pantalla de televisión, en una estación ferroviaria de Seúl, se ofrecía información sobre el disparo del último misil norcoreano, el viernes 15 de setiembre del 2017.

Seúl

Corea del Norte lanzó este viernes un misil que sobrevoló Japón y recorrió miles de kilómetros antes de caer al océano Pacífico, en un nuevo desafío de Pionyang a las sanciones de las Naciones Unidas.

El cohete fue disparado desde un sitio cerca de Piogyang, alcanzó una altitud de 770 km y voló hacia el este unos 3.700 km, informó el Ministerio de Defensa surcoreano.

Según el Gobierno japonés, el misil sobrevoló la isla de Hokkaido (norte) alrededor de las 7:06 a. m. locales (4:06 p. m. del jueves en Costa Rica) , antes de caer al mar a unos 2.000 kilómetros al este de sus costas.

El Consejo de Seguridad de la ONU anunció que sostendrá una reunión de emergencia a puertas cerradas el viernes a las 19 GMT (1 p. m. hora costarricense) para examinar la situación.

"Japón jamás podrá tolerar esta acción provocadora de Corea del Norte", declaró a la prensa el portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga.

"Hemos protestado enérgicamente ante Corea del Norte, manifestándoles la cólera del pueblo japonés y expresando nuestra condena en los términos más enérgicos", agregó.

Tokio señaló que se había desencadenado el sistema de emergencia J-Alert en varias regiones del norte del archipiélago.

"Está pasando un misil, está pasando un misil, probablemente sobre Hokkaido en dirección del Pacífico. Sobre todo, no recojan ningún objeto que puedan encontrar", indicó la advertencia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió un informe sobre el último disparo del proyectil, expresó su portavoz.

Fue el secretario general de la Casa Blanca, el general de Marines (r) John Kelly, quien puso al corriente al mandatario, precisó la vocera Sarah Sanders.

El Pentágono estimó que el misil balístico de "mediano alcance" no representó una amenaza para el territorio continental de Estados Unidos ni para la isla de Guam, en el Pacífico.

Trump había anunciado horas antes su intención de visitar China, Japón y Corea del Sur en noviembre, en su primera gira por Asia.

El lanzamiento de ese cohete se produce luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU impuso esta semana un nuevo paquete de sanciones a Corea del Norte por el desarrollo de su programa nuclear y balístico que incluyó un sexto ensayo atómico, de una potencia sin precedentes en ese país.

Pionyang había prometido el miércoles acelerar sus programas militares prohibidos en respuesta a las "maléficas" sanciones de la ONU.

Las nuevas sanciones consistieron en un embargo sobre las exportaciones de gas hacia Corea del Norte, una limitación a las exportaciones de petróleo y productos refinados, y la prohibición de las exportaciones norcoreanas de textil.

Pero el proyecto de embargo petrolero total promovido por Estados Unidos tuvo que ser abandonado en la ONU para lograr que China, que suministra crudo a Corea del Norte y dispone de derecho de veto en el Consejo de Seguridad, diera su visto bueno a las sanciones.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, declaró el jueves que China debe utilizar sus exportaciones de petróleo hacia Corea del Norte como medio para presionar al régimen de Pionyang con vistas a una salida diplomática a la crisis nuclear norcoreana.

"Está claro que un embargo petrolero total será muy difícil de conseguir por parte del Consejo de Seguridad porque solo afectaría a China", reconoció Tillerson durante una rueda de prensa con su homólogo británico, Boris Johnson, al término de una visita de 24 horas en Londres.

Pero "espero que China" pueda "decidir por sí sola (...) recurrir a la poderosa baza del suministro de petróleo para convencer a Corea del Norte de replantearse" su "acercamiento al diálogo y a futuras negociaciones", añadió el jefe de la diplomacia estadounidense.