20 abril, 2014

Caracas

Cientos de personas acompañaron este domingo a políticos opositores y estudiantes venezolanos por el este de Caracas en una marcha por la "resurrección" de la democracia en Venezuela, enmarcada dentro de las protestas contra el Gobierno que se registran desde hace semanas.

Convocados cerca del mediodía en una plaza del este capitalino, los presentes comenzaron la marcha, convocada bajo la nombre de “peregrinación por la resurrección de la democracia" y que contó con la participación de representantes del ala más dura de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El alcalde de la Gran Caracas, Antonio Ledezma, la esposa del líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, preso y acusado de cargos relativos a las protestas que se desarrollan en Venezuela desde el 12 de febrero, Lilian Tintori, y la exdiputada, María Corina Machado fueron las caras políticas visibles en la marcha.

Una bandera venezolana gigante, gorras con el tricolor patrio y pancartas con protestas y preguntas al presidente Nicolás Maduro, acompañaron el recorrido hasta su destino final frente a las oficinas de la ONU en la capital venezolana.

En este lugar se unieron a las alrededor de 300 personas acampadas frente a la sede de este organismo en Venezuela desde finales de marzo y que esperan una respuesta a la solicitud de que una comisión llegue al país para "constatar la violación de los derechos humanos" , dijo a Efe uno de sus portavoces el 9 de abril.

"Hoy estamos en la calle, donde seguiremos (...) y donde vamos a reivindicar lo que somos como venezolanos: hombres, ciudadanos, mujeres, libres y dignos" , declaró Machado a los periodistas antes de comenzar el recorrido.

"Eso es lo que estamos reivindicando hoy, y seguiremos adelante cada día hasta conquistar la democracia", afirmó.

Por su parte Tintori, mostró su apoyo a la marcha a través de su cuenta en la red social Twitter. "En la calle por la DEMOCRACIA! Unidos y con fuerza, no vamos a parar!!! #ElQueSeCansaPierde", escribió.

Esta marcha pacífica se enmarca dentro de las protestas contra las políticas antigubernamentales que comenzaron el pasado 12 de febrero encabezadas por sectores de la oposición y estudiantiles, que en ocasiones se han tornado violentas y que a día de hoy arrojan una cifra de 41 muertos y más de 650 heridos.

Para tratar de buscar una solución a la crisis, el Gobierno y la oposición comenzaron una serie de reuniones el pasado 10 de abril, con la presencia de "buena fe" del nuncio Vaticano y tres cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Tanto Machado como el mismo Leopoldo López y los estudiantes se han mostrado en desacuerdo con estos diálogos mientras no se cumplan una serie de requisitos como, entre otros, una ley de amnistía para los jóvenes y "presos políticos" detenidos desde el inicio de las protestas.

Esta petición no fue aceptada por el Gobierno en la última reunión del martes pasado, aunque sí dio el visto bueno a revisar algunos casos, así como el regreso de lo que la oposición llama "exiliados"” .

La renovación de los poderes del Estado con el periodo vencido o la revisión de las denuncias de abusos policiales y torturas fueron algunos de los otros puntos en los que sí llegaron a un acuerdo.

Etiquetado como: