30 abril, 2016
Simpatizantes de la oposición venezolano acudieron el miércoles en Caracas y San Cristóbal a firmar los documentos en los cuales se solicita la convocatoria de un referendo para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro. Hubo quienes aprovecharon para corear consignas antigubernamentales.
Simpatizantes de la oposición venezolano acudieron el miércoles en Caracas y San Cristóbal a firmar los documentos en los cuales se solicita la convocatoria de un referendo para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro. Hubo quienes aprovecharon para corear consignas antigubernamentales.

Caracas.

La oposición venezolana anunció este sábado que recolectó casi 2 millones de firmas para activar un proceso revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

"Tenemos cerca de 2 millones de firmas; se necesitaban 196 mil, miles de gracias. No hacen falta más", informó el excandidato presidencial Henrique Capriles a través de su cuenta en Twitter.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática recibió el martes de parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) el formato válido para recoger firmas equivalente al 1% del padrón electoral, en un primer paso para convocar un referendo revocatorio presidencial.

Durante el miércoles y jueves recolectaron las firmas, que en un primer boletín de la oposición sumaban 1,1 millones de rúbricas, casi seis veces la cantidad requerida por el poder electoral -poco más de 195.000- para avanzar al siguiente paso del referendo.

En una segunda instancia, deberán recoger cerca de cuatro millones de firmas más para que el CNE convoque a la consulta popular.

Para revocar a Maduro, el "sí" debería sacar un voto más de los 7.587.532 con que él fue elegido en el 2013 para un período de seis años, una meta frente a la cual la oposición se muestra segura.

El grupo no oficialista aún está auditando las firmas y huellas dactilares recogidas, para entregarlas el próximo lunes 2 de mayo ante el CNE, que a su vez hará un procesamiento legal de validación.

Maduro dijo el viernes en la noche que designó un equipo especial "para revisar una por una todas las listas de todas las firmas que sean entregadas", y que esta será encabezada por Jorge Rodríguez, expresidente del CNE y actual alcalde de Caracas por el oficialista Partido Socialista Unido (PSUV).

Además, el jefe de Estado reiteró que hay un reglamento muy claro que cumplir.

"Si el CNE decide que continúa el proceso, que se haga eso en paz. Si recogen las firmas las recogieron, si no, no las recogieron y punto", mencionó Maduro.

Según la encuesta Venebarómetro, divulgada el jueves, un 60% de los venezolanos están a favor de un referendo revocatorio que saque a Maduro del poder.

El malestar por la grave situación del país, la escasez de más de dos tercios de los productos básicos y medicinas, la inflación de tres dígitos (180,9% en el 2015), contracción de 5,7% en la economía el año pasado y racionamiento eléctrico de varias horas en casi todo el territorio, es notable.