29 marzo, 2015

Caracas

El secretario ejecutivo de la alianza de la oposición venezolana, Jesús Torrealba, dio este domingo por descontado el triunfo antichavista en las parlamentarias de finales de año, pero se desmarcó de quienes piden con ello la cabeza del presidente, Nicolás Maduro.

"Si algunos creen que vamos a ganar la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) para pedir la cabeza de fulano y de sutano, yo no comulgo con eso (...); al ganar, como muy probablemente va a ocurrir, tenemos que ir no por fulano o por sutano sino por la crisis que afecta al país", declaró Torrealba.

En una entrevista en un programa dominical del canal privado caraqueño Venevisón, el titular de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) insistió en que con la renovación total del Parlamento, de actual mayoría afín a Maduro, se recuperará el perfil de república del país y se acabará la supuesta sumisión de ese poder del Estado.

Con base en encuestas que no identificó, Torrealba sostuvo que a falta de que se defina una fecha exacta para la celebración de los comicios, ocho de cada 10 electores "están contra" el Gobierno.

"Toda la oposición más un sector importante que antes estuvo con el Gobierno hoy pide cambios (...); ocho de cada 10 están contra el Gobierno, hay un país mayoritario que quiere el cambio", remarcó.

El secretario de la opositora Mesa de Unidad Democratica (MUD), Jesús Torrealba, ofreció una rueda de prensa la noche del jueves sobre la detención del alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma. EFE
El secretario de la opositora Mesa de Unidad Democratica (MUD), Jesús Torrealba, ofreció una rueda de prensa la noche del jueves sobre la detención del alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma. EFE

Torrealba valoró que desde que el antecesor de Maduro, el fallecido presidente Hugo Chávez, llegó a la Presidencia en 1999, por primera vez los detractores de la Revolución Bolivariana tienen posibilidad de imprimir un cambio político nacional.

"Hoy tenemos la mejor oportunidad en 16 años para producir un cambio de verdad, pero hay que reflexionar (para evitar frustrarla)", añadió y al respecto admitió disputas internas entre los opositores.

En las filas de la oposición, dijo, desde ya se ha empezado a pelear "por una torta que aún no está en el horno, por una jalea de mango cuando los mangos todavía están en la mata".

Lamentó que cada vez que ha repuntado una oportunidad para los opositores a la Revolución Bolivariana, como Chávez y Maduro han llamado a sus gestiones presidenciales, en la oposición surgen divisiones.

"Parece que el brillo de la oportunidad ciega a algunos", sostuvo.

El dirigente de la plataforma que aglutina a una treintena de partidos antichavistas diferenció entre el chavismo, al que vaticinó vigencia de "varias décadas", con el "diosdadomadurismo", en alusión a los presidentes del Parlamento, Diosdado Cabello, y Nicolás Maduro, los actuales máximos líderes del Partido Socialista (PSUV).

"El chavismo es más importante que esta desafortunada anécdota que es el diosdadomadurismo (...); probablemente el chavismo en Venezuela pueda tener gasolina histórica para varias décadas, siempre que Maduro y Cabello no lo agoten como proyecto político", opinó.

Para el jefe de la MUD, el chavismo repite proyectos que en el pasado surgieron en Latinoamérica a partir de la apelación de los pobres y entre ellos identificó al peronismo argentino, el aprismo peruano, al liberalismo colombiano y al adeco venezolano en alusión a diferentes políticos socialdemócratas del partido Acción Democrática.