7 febrero, 2014

Naciones Unidas AFP. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas envió ayer una firme advertencia, aunque sin ultimátum, al régimen sirio para que agilice el transporte de su arsenal químico para ser destruido , luego de un informe presentado por la coordinadora de la operación.

Los 15 miembros del Consejo “piden al Gobierno sirio tomar medidas rápidas para cumplir con sus obligaciones” en ese sentido, según declaró a la prensa la embajadora de Lituania, Raimunda Murmokaité, quien preside el Consejo en febrero.

En su declaración, el Consejo indicó que las armas químicas deben ser transportadas al puerto sirio de Latakia “de manera sistemática y acelerada”.

Negando, en parte, las explicaciones del Gobierno de Siria para el retraso, la diplomática dijo que, según la ONU, Damasco ahora cuenta con la logística y la ayuda internacional necesarias para acelerar el movimiento.

Sin ultimatum. De todas maneras, el Consejo aún no ha fijado ningún ultimátum o esgrimido ninguna amenaza de sanciones si Damasco no cumple con el calendario establecido por una resolución vinculante de la ONU.

En la jornada, la coordinadora de la operación, Sigrid Kaag, declaró ante el Consejo que el retraso de Siria a la hora de destruir su arsenal químico “ no es insuperable”, pero es necesario que acelere claramente el ritmo.