Pide ‘investigación independiente e imparcial’ y un juicio para sospechosos

 28 noviembre, 2015

Ginebra y Caracas. AFP y EFE. Venezuela debe proteger a los políticos opositores y disidentes y aclarar el asesinato a balazos de Luis Manuel Díaz, dirigente del pPrtido Acción Democrática (AD), declaró este viernes el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Husein.

“Insto a las autoridades a garantizar que la investigación del asesinato de Luis Díaz sea independiente e imparcial, y que lleve ante la justicia no solo a quienes lo perpetraron, sino también a los autores intelectuales de este asesinato”, dijo mediante un comunicado.

El funcionario instó al gobierno de Nicolás Maduro a “garantizar la adecuada protección de opositores políticos, defensores de derechos humanos y otras personas que enfrentan amenazas en relación con el trabajo que desempeñan”.

La muerte de Díaz durante un mitin en Altagracia de Orituco, en el centro del país, sacudió la recta final de la campaña electoral venezolana.

Maduro calificó el homicidio de “ajuste de cuentas entre bandas rivales”.

“Como le recordé al presidente Maduro durante su reciente visita al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, un Estado soberano debe defender y proteger a las personas que critican y cuestionan las políticas y prácticas del Estado”, expresó en su comunicado el alto comisionado.

“La democracia sufre mucho cuando el ambiente preelectoral se deteriora por la violencia, las amenazas y la intimidación”, añadió el documento.

Al-Husein y el mandatario venezolano ya cruzaron acusaciones durante la visita de Maduro a la sede del Consejo en Ginebra, el 12 de noviembre.

En esa ocasión, al-Husein aprovechó la presencia de Maduro para pedir más “imparcialidad” a la Justicia venezolana.

Tamara Adrián procuraba captar el apoyo de este ciudadano para su candidatura legislativa. Lo hizo durante una visita al barrio marginal de Yaguara en Caracas | AFP
Tamara Adrián procuraba captar el apoyo de este ciudadano para su candidatura legislativa. Lo hizo durante una visita al barrio marginal de Yaguara en Caracas | AFP

Maduro contestó con un largo discurso, que suscitó algunos aplausos en el seno del Consejo, en el que descalificó la autoridad de al-Husein.

Este también instó el viernes a “todas las partes” a que se abstengan “de la violencia y de la retórica violenta en el periodo previo a las elecciones”.

Cruce de acusaciones. Dos días después del asesinato de Díaz, el oficialismo sostuvo que la oposición pretende usar ese hecho para “enlodar” la campaña con miras a las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

“La derecha quiere utilizar un hecho delictual para enlodar una campaña política, que, a pesar de lo que vayan a hacer en los próximos diez días, no la van a poder perturbar”, afirmó el diputado chavista en declaraciones a la emisora Unión Radio.

Sostuvo que la responsabilidad de la seguridad del mitin durante el cual murió Díaz era de la Mesa de Unidad Democrática (MUD, bloque opositor).

La actual vicepresidenta del Parlamento, la también candidata Tanía Díaz, aseguró tras una marcha de trabajadores de respaldo a las candidaturas oficialistas que “en Venezuela no hay violencia electoral, en Venezuela no hay violencia chavista” .

“En Venezuela lo que hay es patria en construcción (...) así que señora pelucona, señora burguesía, señora violencia, llévese su violencia fuera de Venezuela” , dijo la parlamentaria que acusó además a la oposición y a los empresarios de causar la crisis de desabastecimiento que enfrenta el país y que el Gobierno llama “guerra económica” .

Por su lado, Lilian Tintori, esposa del detenido líder opositor Leopoldo López, aseguró que lo acaecido el miércoles en el estado de Guárico es “terrorismo de Estado” de parte del Gobierno.

Un mural en Altagracia de Orituco, Guárico, insta a votar por la oficialista Rumualda Olivo. | AFP
Un mural en Altagracia de Orituco, Guárico, insta a votar por la oficialista Rumualda Olivo. | AFP

Según Tintori, Maduro está mandando mensajes de agresión en su contra, porque no solo persiguen a su esposo, condenado a más de 13 años de prisión, sino también a ella.

“Es un horror (..); esos son los mensajes que está enviando Nicolás Maduro para que yo pare de hacer campaña”, añadió.