7 noviembre, 2014

México. AFP. La situación de los derechos humanos en México es “crítica” y crímenes como la desaparición de 43 estudiantes tras ataques de policías de Iguala (sur), confirman la profundidad de la crisis que vive el país, [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20141106_0028]] alertó ayer la ONG[[END:INLINEREF]] Human Rights Watch (HRW).

“La regla en México es la impunidad y el caso Iguala es de gravedad extrema, pero es un síntoma de una crisis profunda que arrastra México en materia de derechos humanos”, denunció en una conferencia de prensa en la capital mexicana José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW .

Para Vivanco, la impunidad, corrupción e infiltración del narcotráfico en cuerpos de seguridad que se agudizaron durante el combate militar antidrogas de Felipe Calderón (2006-2012) permanecen bajo el mandato de Enrique Peña Nieto, que mantiene “las mismas prácticas y la misma actitud” ante las violaciones de derechos humanos.

El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, fue detenido el martes. | AFP
El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, fue detenido el martes. | AFP

Más de 80.000 personas han sido asesinadas en México y 22.000 desaparecidas desde el inicio de la presidencia de Calderón .

Mal y tarde. El directivo de HRW, con sede en Nueva York, lamentó la reacción “tardía y mala” del gobierno de Peña Nieto ante la desaparición hace 41 días de estos estudiantes de magisterio, que considera “uno de los casos más graves de la historia contemporánea de México y América Latina”.

Sobre el caso de Iguala, HRW deploró que la Fiscalía General asumiera las investigaciones nueve días después de que los jóvenes desaparecieran en ataques de la Policía el 26 de setiembre y que aún no haya podido dar con su paradero.