20 febrero, 2016

Ginebra. AFP. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este viernes que se necesitarán meses para saber con certeza que el virus del Zika es la causa del nacimiento de niños con microcefalia, si bien hay cada vez más indicios de que es así.

“Hay una creciente acumulación de indicios que (nos hacen pensar que) estos fenómenos pueden estar asociados”, declaró Bruce Aylward, quien tiene a su cargo los brotes epidémicos y las emergencias sanitarias en la OMS.

La propagación del virus del Zika, descubierto en Uganda en 1947, es una preocupación mundial debido a las sospechas de que provoca enfermedades neurológicas en los recién nacidos, como la microcefalia, o el síndrome de Guillain-Barré .

Aylward también dijo que los investigadores lograrán probar más rápido que el virus del Zika causa este síndrome que su relación con la microcefalia .

Mientras tanto, “se considera que el virus es culpable hasta que se demuestre su inocencia”, agregó Aylward, quien también recalcó “la necesidad de ser sumamente enérgicos” para frenar la transmisión por intermedio del zancudo Aedes aegypti , que también es vector de dengue y chikunguña.

El zika ocasiona síntomas leves como fiebre, dolor de cabeza o sarpullido. Pero se sospecha que en embarazadas puede causar microcefalia, una enfermedad congénita que provoca daños neurológicos irreparables en el desarrollo del bebé.

Con más de 1,5 millones de enfermos en Brasil , Surámerica es la región del mundo más afectada por el zika.

“Estamos enfrentando una situación sumamente cambiante”, destacó Aylward.

Pedro Alonso, responsable del Programa Mundial de Paludismo en la OMS, dijo que la agencia planea reunir en marzo a los principales expertos del mundo en el control del vector, con el fin de determinar si una serie de nuevos métodos radicales se podrían usar de modo seguro y eficiente.

El ministro de Salud brasileño Marcelo Castro observa el virus del Zika por un microscopio. | AFP
El ministro de Salud brasileño Marcelo Castro observa el virus del Zika por un microscopio. | AFP

Estos métodos incluyen la liberación de mosquitos transgénicos o de grandes cantidades de mosquitos machos esterilizados para frenar la reproducción.

También se baraja la posibilidad de poner en libertad mosquitos transmisores con la bacteria Wolbachia que anula la capacidad de transmitir enfermedades.

Etiquetado como: