Dos de los fallecidos agredieron a policías y a judíos ultraortodoxos

 11 octubre, 2015

Jerusalén. EFE. La violencia en Israel y Palestina continuó este sábado, por décimo día consecutivo, con nuevos casos de apuñalamiento, disturbios y protestas en los que han muerto al menos seis palestinos –dos de ellos menores de edad– y decenas de personas resultaron heridas.

La jornada sabática de descanso en Israel se veía alterada temprano con un nuevo apuñalamiento de dos judíos ultraortodoxos en la zona limítrofe de Jerusalén, donde confluyen las poblaciones israelí y palestina.

Allí, un joven de 16 años de una zona de la parte este de la ciudad, ocupada por Israel en 1967, agredió con un cuchillo a dos judíos que regresaban del Muro de las Lamentaciones.

“Policías que estaban en un cruce (cercano) corrieron hacia ellos y les vieron con sangre en la parte superior del cuerpo. Vieron al terrorista con un cuchillo en la mano y le ordenaron detenerse”, dice una nota policial sobre el suceso.

“El terrorista corrió hacia ellos con el cuchillo y le dispararon para neutralizarlo”, prosigue la nota sobre las circunstancias de su muerte.

Horas después, en un ataque muy parecido en la histórica Puerta de Damasco, a solo 100 metros, otro palestino de 19 años atacó a una patrulla policial israelí que le había requerido la tarjeta de identidad, suceso que acabó con la muerte del agresor y tres agentes heridos , uno de ellos en estado grave por los disparos de sus compañeros.

Otros dos palestinos, de 13 y 15 años, murieron en enfrentamientos a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel, en los que manifestantes palestinos volvieron a acercarse a la verja fronteriza para arrojar piedras, cocteles molotov y neumáticos ardiendo a posiciones militares israelíes.

Según las fuentes médicas, algunos de ellos incluso consiguieron cruzarla y adentrarse en Israel, donde fueron detenidos.

Ascenso. Los sucesos en esa zona siguen a la represión del viernes por el Ejército israelí de protestas similares en el norte y este de Gaza, en las que murieron seis palestinos y 80 resultaron heridos. Uno de ellos falleció este sábado.

El sexto palestino que murió es un joven de 24 años del campo de refugiados de Shuafat, en el norte de Jerusalén, que había resultado herido el viernes por la noche por disparos israelíes en un enfrentamiento.

Un manifestante palestino mostró este sábado en Gaza un cuchillo y una bandera durante una manifestación en apoyo a los palestinos en Cisjordania y en contra de los judíos que visitan la mezquita al-Aqsa. | AFP
Un manifestante palestino mostró este sábado en Gaza un cuchillo y una bandera durante una manifestación en apoyo a los palestinos en Cisjordania y en contra de los judíos que visitan la mezquita al-Aqsa. | AFP

La región vive una oleada de tensión desde principios de setiembre en torno a la disputada Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, que los musulmanes conocen como Noble Santuario y los judíos Monte del Templo.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó un refuerzo masivo de la Policía y Guardia de Fronteras, con 13 compañías adicionales, para hacer frente a la ola de violencia que sacude la zona.

En los últimos diez días la escalada se ha recrudecido de forma dramática con manifestaciones y enfrentamientos en decenas de focos en Jerusalén Este, Cisjordania y Gaza, en los que han muerto 20 palestinos (seis de ellos en ataques a israelíes) y cientos han sufrido heridas de munición real y balas recauchutadas disparadas por soldados israelíes.

Etiquetado como: