24 febrero
El presidente de Ecuador Rafael Correa posa después de ejercer su voto durante la mañana de este domingo.
El presidente de Ecuador Rafael Correa posa después de ejercer su voto durante la mañana de este domingo.

Quito

El oficialismo ecuatoriano perdió bancas, pero mantendrá mayoría absoluta en el próximo período del unicameral Congreso, del cual actualmente controla las dos terceras partes, indicó el viernes el presidente Rafael Correa.

El mandatario dijo que el movimiento Alianza País (AP), que lidera, tendrá de 72 a 75 curules de la Asamblea Nacional (con 137 miembros), de acuerdo con los resultados parciales de los comicios del pasado domingo.

"Solamente Alianza País, la 'revolución ciudadana' (como Correa tilda a su gobierno), tiene mayoría absoluta en la Asamblea", aseveró Correa en declaraciones a la prensa con ocasión de una reunión de gabinete en la casa presidencial.

Con un centenar de diputados, AP controla actualmente los dos tercios del Parlamento, lo que le permite -por ejemplo- autorizar el enjuiciamiento penal del mandatario, así como su destitución, además de reformar la Constitución.

Para suceder a Correa, en el poder desde el 2007, el candidato oficialista, Lenín Moreno, y el opositor de derecha Guillermo Lasso disputarán el balotaje previsto para el 2 de abril.

Tras el escrutinio de 99,71% de las actas de la reciente elección presidencial para el período 2017-2021, Moreno tiene 39,35% de los votos válidos frente a 28,10% de Lasso, un exbanquero conservador.

Tercera aparece la exlegisladora de derecha Cynthia Viteri (16,31%), quien anunció su respaldo a Lasso, cuyo movimiento Creando Oportunidades (Creo) tendrá una treintena de parlamentarios.

Para ganar en primera vuelta, como lo hizo Correa en el 2009 y el 2013 hasta con 34 puntos porcentuales más, Moreno requería un 40% de los sufragios y diez puntos de diferencia sobre el segundo.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) se fijó hasta el próximo lunes como plazo para completar los resultados de los comicios, a los que fueron convocados cerca de 12,8 millones de personas.

Los ecuatorianos también eligieron cinco parlamentarios andinos y respondieron sí o no en una consulta planteada por el mandatario saliente para prohibir a políticos que desempeñen cargos públicos -como es el caso de Lasso- tengan capitales en paraísos fiscales, so pena de ser destituidos.

El sí obtiene 54,99%, según el conteo de un 94,51% de las actas electorales.