23 noviembre, 2016
Miembros de una familia que la guerra en Irak separó se encontraron este miércoles en Bartella, al este de Mosul,dos años después. Ellos huyen de los combates en la segunda ciudad del país.
Miembros de una familia que la guerra en Irak separó se encontraron este miércoles en Bartella, al este de Mosul,dos años después. Ellos huyen de los combates en la segunda ciudad del país.

Mosul, Irak

Un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos "inhabilitó" el cuarto puente sobre el río Tigris en Mosul, lo que deja a la ciudad del norte de Irak con un único paso operativo, según dijeron el miércoles el Ejército iraquí y el brazo mediático del grupo extremista Estado Islámico (EI).

La agencia de noticias Aamaq, operada por el EI, y un comandante militar iraquí en Mosul no dieron más detalles sobre el ataque realizado antes de la madrugada, el segundo contra los puentes de Mosul esta semana. El mes pasado otras dos estucturas fueron destruidas por ataques aéreos.

Mosul, el último bastión urbano de la milicia radical en el país, tenía cinco puentes antes del inicio de la ofensiva.

Estos ataques parecen buscan interrumpir las líneas de suministro del grupo EI en la segunda ciudad de Irak, que está partida en dos por el río.

Al ataque aéreo siguieron intensos combates en un vecindario en el oriente de Mosul, donde las fuerzas especiales iraquíes avanzan lentamente hacia el centro, impedidos por coches bombas, francotiradores y preocupaciones por la seguridad de civiles.

El río Tigris corre por el centro de la ciudad de Mosul, y hasta ahora la mayoría de los combates se han registrado en la parte oriental de la ciudad. Se espera que las fuerzas iraquíes usen puentes flotantes cuando lleguen al río.

El general Haider Fadhil de las fuerzas especiales dijo a The Associated Press que sus hombres avanzan muy lentamente expulsando a los extremistas de Zohour, un vecindario con una densa población.

Un equipo médico militar iraquí ayudaba este miércoles a un civil que resultó herido durante un bombardeo en el barrio de Al-Tahrir, en la ciudad de Mosul.
Un equipo médico militar iraquí ayudaba este miércoles a un civil que resultó herido durante un bombardeo en el barrio de Al-Tahrir, en la ciudad de Mosul.

En los enfrentamientos se emplea mortero, artillería y fuego automático, por lo que docenas de familias dejaron sus casas para refugiarse en centros para desplazados habilitados en los barrios más alejados del frente, según un equipo de AP en Mosul. Aeronaves no tripuladas sobrevuelan estas zonas.

Las familias llegan a la zona segura cargando con bolsas de plástico llenas con sus pertenencias desde los vecindarios más próximos al centro de la ciudad. Una de las familias hizo el viaje en un carro tirado por un burro.

Mientras los civiles suben a camiones para dejar la zona, al otro lado de la calle, un soldado llegó para recibir tratamiento. Más tarde arribó el cadáver de otro en un Humvee negro. Estaba envuelto en una manta con la imagen del imán Hussein, una de las figuras más veneradas por los musulmanes chiíes.