5 febrero, 2016

Naciones Unidas

Rusia y las potencias occidentales volvieron a chocar este viernes en la ONU a raíz de la suspensión de las negociaciones de paz sobre Siria en medio de una gran ofensiva del Gobierno sirio y las fuerzas aéreas rusas contra Alepo.

Las operaciones militares en torno a la mayor ciudad siria han provocado la huida de miles de habitantes, con cerca de 20.000 personas agolpándose en la frontera con Turquía, y están dificultando el suministro de ayuda humanitaria, según Naciones Unidas.

Para Occidente, el recrudecimiento de esa campaña es lo que ha obligado al mediador de la ONU, Staffan de Mistura, a suspender las negociaciones de paz que acababan de comenzar en Ginebra.

"Por un lado, el régimen sirio dice estar discutiendo la paz en Ginebra, y por el otro, intensifica su ofensiva militar contra los grupos de la oposición con los que se supone que tiene que hablar", denunció François Delattre, el embajador de Francia ante Naciones Unidas.

Delattre defendió la suspensión del diálogo al considerar que la oposición no puede negociar "con una pistola en la cabeza" y consideró que la campaña iniciada por Siria y Rusia únicamente puede "torpedear cualquier esperanza para la paz".

En la misma línea, su homólogo británico, Matthew Rycroft, dijo a los periodistas que para que las negociaciones se puedan retomar "como poco se va a necesitar una apertura del acceso humanitario y el fin de estos bombardeos aéreos indiscriminados".

Rycroft pidió a Rusia que "se mire en el espejo" para entender quién es responsable de la parálisis del proceso diplomático y acusó a Moscú de incumplir lo que anunció cuando dijo que su intervención en Siria buscaba combatir al Estado Islámico (EI).

"Si estuviesen haciendo eso, podríamos tener una cooperación muy efectiva, podríamos estar aquí hablando de lo exitosa que fue ayer la conferencia de donantes y de la posibilidad de negociaciones que por fin terminen con este conflicto", dijo.

Rusia, mientras tanto, se defendió de las críticas y responsabilizó a la oposición siria del frenazo al proceso de Ginebra.

"El grupo de la oposición no fue realmente a negociar, fue buscando pretextos para marcharse", dijo el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin.

Según aseguró, el apoyo aéreo ruso ha permitido al Gobierno sirio recuperar terreno que estaba bajo control "de terroristas y otros grupos de la oposición" y levantar algunos sitios que duraban más de dos años.

Un niño sirio llora mientras su familia y miles de sirios más esperan en el cruce fronterizo de Bab al Salam poder entrar a Turquía.
Un niño sirio llora mientras su familia y miles de sirios más esperan en el cruce fronterizo de Bab al Salam poder entrar a Turquía.

"Con esta ofensiva, de algún modo, se lograron algunos objetivos humanitarios", defendió Churkin, que dijo que no tiene sentido pedir a Rusia que detenga sus bombardeos mientras continúan las operaciones armadas de la oposición siria y las de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

"Aquellos que esencialmente han animado a la oposición a dejar las negociaciones, que han estado rechazando nuestras continuas ofertas para cooperar de forma práctica en Siria, no tienen mucha base para criticarnos", dijo.

El cruce de declaraciones se produjo alrededor de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad, en la que De Mistura informó por videoconferencia de la situación.

Según el presidente de turno del Consejo, el venezolano Rafael Ramírez, los quince miembros expresaron total apoyo al mediador y mostraron su compromiso para impulsar un fin negociado de la guerra.

Rusia adelantó que prevé llevar algunas "nuevas ideas" para tratar de desatascar el proceso a la reunión internacional sobre Siria que se celebrará el día 11 de febrero en Múnich, entre ellas algunas relacionadas con un posible alto el fuego.

El Consejo de Seguridad también recibió este viernes el más reciente informe sobre la situación humanitaria en Siria de parte de las agencias de la ONU.

Según explicó un portavoz, además de las 20.000 personas que han llegado al cruce fronterizo con Turquía de Bab al Salam, los combates alrededor de Alepo han desplazado a entre 5.000 y 10.000 a la localidad de Azaz y a otras 10.000 Afrin.

Etiquetado como: