La inmensa mayoría de los tres millones de trabajadores gana un salario base mensual de 3.000 takas ($38)

 21 septiembre, 2013
Los trabajadores textiles gritan consignas en una manifestación en la que exigen un salario mínimo de $108 al mes, en Dhaka, Banglades
Los trabajadores textiles gritan consignas en una manifestación en la que exigen un salario mínimo de $108 al mes, en Dhaka, Banglades

Miles de obreros del sector textil de Bangladesh bloquearon este sábado carreteras y atacaron fábricas de las afueras de la capital, Dacca, para exigir un salario mensual mínimo equivalente a $108.

Los manifestantes, muchos de ellos armados con palos, hicieron huelga en decenas de talleres de confección que trabajan para grandes marcas internacionales, y desfilaron durante horas por las principales zonas industriales de Gazipur, Muchak y Ashulia.

"Había al menos 20.000 obreros que se unieron a la manifestación. Bloquearon carreteras exigiendo un importante aumento salarial", declaró a la AFP Mustafizur Rahman, jefe adjunto de la policía de la zona industrial de Gazipur.

Bangladesh es el segundo exportador de ropa en el mundo y abastece sobre todo a importantes firmas como la estadounidense Walmart, la francesa Carrefour o la sueca H& M.

Pilar económico, el sector cuenta con 4.500 fábricas y representa el 80% de las exportaciones anuales que asciende a $27.000 millones.

Pero la inmensa mayoría de los tres millones de trabajadores gana un salario base mensual de 3.000 takas ($38), o sea uno de los más bajos del mundo, en virtud de un acuerdo firmado en agosto de 2010 entre sindicatos, gobierno y fabricantes.

Decenas de fábricas se vieron obligadas a cerrar este sábado cuando los obreros dejaron de trabajar. Manifestantes lanzaron ladrillos y piedras contra unas 20 fábricas que habían prohibido a algunos empleados unirse a las protestas, declaró Rahman.