Ambas naciones procuran mejorar relaciones luego de años ‘difíciles’

 27 abril, 2014

KUALA LUMPUR. AFP. Barack Obama llegó ayer a Malasia, país de mayoría musulmana, para efectuar la primera visita de un mandatario estadounidense a esa nación en un periodo de casi 50 años.

Esta visita pretende subrayar las relaciones en materia de seguridad con Malasia en un contexto de tensiones territoriales con China.

El presidente procura también convencer a un gobierno malasio que duda en incorporarse a la asociación transpacífica, vasto acuerdo de libre cambio entre naciones de la región Asia-Pacífico.

Se trata de la tercera gira de Obama por Asia, luego de visitar Japón y Corea del Sur.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó ayer a la base aérea de Subang, en las afueras de Kuala Lumpur, Malasia, en el Air Force One. El mandatario pretende reforzar sus relaciones con el país asiático. | AP.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó ayer a la base aérea de Subang, en las afueras de Kuala Lumpur, Malasia, en el Air Force One. El mandatario pretende reforzar sus relaciones con el país asiático. | AP.

Mañana Obama viajará a Filipinas en la última etapa de la gira.

Obama es el primer mandatario que visita Malasia desde Lyndon Johnson en 1966.

Ambos países pretenden olvidar décadas de “difíciles relaciones”, y están unidas ahora frente a una China que afirma cada vez más su poder en la región.

Obama, consciente de la imagen negativa de Estados Unidos entre las naciones musulmanas, procura destacar la amistad de su país con Malasia, país de economía vigorosa e islam moderado.

Apoyo. El primer ministro malasio, Najib Razak, aprovechará la visita de Obama para contrarrestar las consecuencias negativas de la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.

El Gobierno de Malasia fue criticado en forma virulenta por su deficiente desempeño en la búsqueda de los restos del avión desde el 8 de marzo anterior.

Obama ofreció apoyo a Malasia en el tema del vuelo MH370 desaparecido, indicó un funcionario.

El ministro de transporte, Hishammuddin Hussein, que encabeza los esfuerzos malasios para saber que pasó con el avión, dijo que habló brevemente con Obama después de su llegada.

“Él dijo que era un camino duro y largo. Vamos a trabajar juntos. Siempre habrá apoyo”, manifestó Hishammuddin.

Las relaciones entre Washington y Kuala Lumpur fueron tensas desde 1981 a 2003, cuando el país estuvo dirigido por Mahathir Mohamad, un crítico feroz de EE. UU., pero los lazos comerciales persistieron y las relaciones mejoraron en el gobierno de Najib Razik.

A Obama se le ofrecerá una cena de Estado antes de la entrevista con el primer ministro, Najib Razak, y una visita a la mezquita del país.

Etiquetado como: