10 septiembre, 2015

Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó a su gobierno recibir como mínimo a 10.000 migrantes sirios durante el 2016, anunció este jueves la Casa Blanca.

Estados Unidos recibió alrededor de 1.500 migrantes en el año fiscal que culmina a finales de setiembre, y Obama pidió a su equipo de gobierno que "aumente esa cifra y acepte al menos a 10.000 migrantes durante el próximo año fiscal", declaró Josh Earnest, su vocero.

Con la opinión pública global atónita por las imágenes de los migrantes en Europa, Estados Unidos tiene presión para actuar rápido.

Estados Unidos acepta cada año a unos 70.000 migrantes de conflictos bélicos o perseguidos; sin embargo, actuó lentamente en el caso de los sirios.

Refugiados de Siria y su región tienen que pasar por controles de seguridad estrictos para detectar a los extremistas incluso después de ser registrados por Naciones Unidas.

Aproxiamadamente un millón de sirios huyó del país durante los últimos cuatro años por la guerra.