Al menos cuatro muertos durante atentado suicida en concurrido mercado

 12 enero, 2015

Nairobi. EFE y AFP. El Ejército de Nigeria pidió ayuda ayer a la comunidad internacional para poder hacer frente a Boko Haram, después de que cientos de personas fueron asesinadas por el grupo terrorista en la localidad de Baga, al noreste de Nigeria, el pasado miércoles.

En un comunicado, el vocero del Ejército, Chris Olukolade, calificó este ataque como el más mortífero perpetrado por los terroristas desde el 2009 y pidió a “todo el mundo que colabore contra el mal de Boko Haram , en vez de denigrar a aquellos que trabajan para derrotarlo”.

Luego del bombardeo, el Ejército fue duramente criticado, porque los milicianos de Boko Haram no encontraron oposición durante el asalto a la ciudad, ya que las fuerzas de seguridad destacadas en una base militar cercana huyeron tras una primera amenaza ocurrida días antes.

Ataques no se detienen. En medio de una situación caótica que vive el país, los atentados parecen no detenerse.

Ayer dos mujeres suicidas, entre ellas una de unos 15 años, mataron a cuatro y dejaron heridas a más de 40 personas en un doble atentado en el abarrotado mercado de Potiskum, en el noreste de Nigeria, según informaron fuentes de seguridad.

Niños caminan en una ciudad al noreste de Baga, Nigeria, luego de los enfrentamientos entre militares y Boko Haram. | ARCHIVO
Niños caminan en una ciudad al noreste de Baga, Nigeria, luego de los enfrentamientos entre militares y Boko Haram. | ARCHIVO

“Estaba cerca del mercado Jagwal cuando de repente escuché una fuerte explosión. Antes de poder entender lo que estaba sucediendo, escuché la segunda explosión. Después vi a gente corriendo, huyendo del mercado”, explicó Mohamed Jubril, un residente de la localidad.

Este doble atentado, perpetrado en la capital económica del estado nigeriano de Yobe, se produce un día después de que un policía muriera en la explosión de un coche bomba aparcado frente a una comisaría de esta ciudad.

Horas antes, al menos 19 personas murieron al estallar una bomba adosada a una niña de unos 10 años en un mercado de la ciudad de Maiduguri, también en el noreste de Nigeria.

De momento, no hubo ninguna reivindicación de este atentado. El grupo islamista Boko Haram, en campaña desde hace seis años para imponer un Estado islamista en Nigeria, ha utilizado varias veces a mujeres y niñas para perpetrar sus ataques.