Decisión de gobernante surge luego de que el pasado 9 de marzo el presidente de Estados Unidos aprobó un decreto en el declaró a Venezuela una "amenaza" para la seguridad estadounidense

 31 marzo, 2015

Caracas.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este martes que decretó que cada 9 de marzo se celebre el "día del antiimperialismo bolivariano" en su país, pues ese día el gobernante de EE.UU., Barack Obama, aprobó un decreto en el que se declara a Venezuela una "amenaza" para la seguridad estadounidense.

Fotografía cedida por el Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto de Gobierno el pasado 23 de febrero de 2015, en San Felipe (Venezuela). Maduro aseguró hoy que no aceptará
Fotografía cedida por el Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto de Gobierno el pasado 23 de febrero de 2015, en San Felipe (Venezuela). Maduro aseguró hoy que no aceptará "ni una ofensa más" por parte del Gobierno de Estados Unidos y llamó a su homólogo en ese país, Barack Obama, a "imponer criterios de respeto" en su gabinete hacia Venezuela.

"No se nos olvidará jamás y cada 9 de marzo nosotros estaremos conmemorando el día del antiimperialismo bolivariano en Venezuela, así lo decreto, los 9 de marzo de cada año, a partir del 2016, será el día del antimperialismo", expresó el gobernante durante su programa de radio y televisión En Contacto con Maduro.

" A Obama se le ocurrió un 9 de marzo pasar a la historia de Venezuela como el primer jefe de un imperio "que declara a su país " amenaza de un país como Estados Unidos", expresó el gobernante.

Maduro aseguró que, con el decreto estadounidense, Obama ha ocasionado que se levante una ola de indignación mundial contra su decisión desacertada, errática.

Obama declaró el pasado 9 de marzo que la situación en Venezuela es "una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional" de EE.UU. y anunció también una ampliación de las sanciones a siete altos cargos del Gobierno venezolano a los que considera responsables de violaciones de los derechos humanos.

El anuncio de Washington incluye el bloqueo de bienes que los siete funcionarios del Gobierno de Maduro pudieran tener en Estados Unidos, a los que acusa de violar derechos humanos durante las protestas antigubernamentales que se vivieron en el país durante 2014.

A raíz del anuncio de Washington, el Gobierno venezolano activó, desde mediados de marzo, una campaña para recaudar la firma de al menos 10 de los 30 millones de habitantes de Venezuela para exigir la derogación del decreto.

Maduro ha reiterado que le entregará a Obama esas firmas cuando ambos coincidan en la Cumbre de las Américas de mediados de abril en Panamá, así como los pronunciamientos que en el mismo sentido han emitido instancias internacionales tales como la Unasur, la Celac, la ALBA y el Movimiento de los No Alineados.