27 noviembre, 2015
El Ejército y la Policía de Nicaragua se desplegaron en la frontera con Costa Rica, en Peñas Blancas, la tarde de este domingo 15 de noviembre para impedir el paso de más de 1.500 cubanos migrantes. Previamente, el Ejército replegó con gases lacrimógenos a centenares que habían logrado ingresar a suelo nicaragüense y los devolvió a territorio tico.
El Ejército y la Policía de Nicaragua se desplegaron en la frontera con Costa Rica, en Peñas Blancas, la tarde de este domingo 15 de noviembre para impedir el paso de más de 1.500 cubanos migrantes. Previamente, el Ejército replegó con gases lacrimógenos a centenares que habían logrado ingresar a suelo nicaragüense y los devolvió a territorio tico.

San José

El Ejército de Nicaragua anunció este viernes que mantendrá "el tiempo que sea necesario" un batallón de infantería vigilando la frontera con Costa Rica para impedir el paso de casi de 4.000 cubanos varados en ese país en su marcha hacia Estados Unidos.

"Tenemos un batallón fortaleciendo el resguardo de la frontera sur de nuestro país" desde el pasado 15 de noviembre, que estará en la zona "el tiempo que sea necesario", afirmó a periodistas el jefe del ejército nicaragüense, general Julio Avilés.

Agregó que este viernes enviarán un nuevo batallón de más de 300 soldados a la zona para relevar al anterior con el propósito de "tener tropas frescas" en la zona.

"Hemos reforzado los dispositivos en la frontera", porque "se ha pretendido violentar nuestro territorio" con la entrada de los isleños, dijo el jefe militar.

Hace dos semanas Managua expulsó hacia Costa Rica a cientos de cubanos que intentaron cruzar la frontera, desencadenando un nuevo conflicto diplomático entre ambos países.

En una reunión regional de cancilleres celebrada el martes pasado en San Salvador, Nicaragua ratificó su decisión "invariable" de no permitir el ingreso de los cubanos que se acumulan en Costa Rica.

El canciller costarricense, Manuel González, informó el miércoles que realizan gestiones diplomáticas con otros países para ayudar a los cubanos, ante la negativa de Nicaragua de darles paso.

Los cubanos iniciaron su periplo en Ecuador, uno de los pocos países que no les exigía visa de entrada.

No obstante el jueves, Quito anunció que a partir del 1 de diciembre restablecerá el requisito de visas para desestimular la migración que realizan los isleños a través de su territorio.