Representantes nicaragüenses afirman que el gobierno colombiano no acepta la delimitacion hecha por la Corte

 29 septiembre, 2015
El agente de Nicaragua ante la Corte Iternacional de Justicia (CIJ), Carlos José Argüello Gómez (derecha), y otros miembros de su delegación asisten a la audiencia preliminar sobre la disputa limítrofe que enfrenta a Nicaragua y Colombia celebrada en la Haya (Holanda).
El agente de Nicaragua ante la Corte Iternacional de Justicia (CIJ), Carlos José Argüello Gómez (derecha), y otros miembros de su delegación asisten a la audiencia preliminar sobre la disputa limítrofe que enfrenta a Nicaragua y Colombia celebrada en la Haya (Holanda).

La Haya

Nicaragua denunció este martes ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya las "amenazas" de Colombia en su frontera en el mar Caribe, en el segundo día de audiencia sobre diferendos marítimos entre ambos países.

El país centroamericano acusó a Bogotá de "violar" e "incumplir" un fallo de 2012 de la CIJ que confirmó la soberanía de Colombia sobre un grupo de islas del archipiélago de San Andrés pero otorgó a Nicaragua una amplia zona en el mar Caribe, antes bajo dominio colombiano.

Colombia "sigue manteniendo sus buques en las mismas aguas que antes del fallo", denunció ante la CIJ Carlos José Argüello, embajador nicaragüense en Holanda, citando un informe militar.

"Colombia no acepta la delimitación hecha por la CIJ en 2012" añadió, y citó como ejemplo declaraciones del presidente colombiano Juan Manuel Santos, que criticó el fallo por sus "omisiones, errores, inconsistencias" o se declaró dispuesto a defender "a capa y espada" los derechos de los pescadores colombianos en la zona.

"Nicaragua ha evitado los enfrentamientos marítimos con Colombia" dijo el embajador centroamericano, y añadió que su país permite a pescadores colombianos de San Andrés pescar en aguas nicaragüenses, lo que no aplaca la actitud "negativa" de Bogotá.

Además, según Argüello, Santos coincidió con su homólogo nicaragüense Daniel Ortega en la toma de posesión del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, y le dijo entonces que "no respetaría ese fallo" de la CIJ.

La delegación nicaragüense también citó al respecto una declaración de la canciller colombiana, María Angela Holguín: "El fallo está lleno de exabruptos".

Debido a estas "violaciones y amenazas" Nicaragua decidió en noviembre de 2013 acudir de nuevo a la CIJ para que ésta hiciera respetar el fallo que emitió un año antes.

"Nicaragua es un país pequeño" y su seguridad e integridad "dependen del derecho internacional" alegó este martes la delegación centroamericana ante la Corte.